Despertares, fornicio y ciencia

Esta mañana lo del despertador ha sido criminal. Estaba soñando algo, ni idea de qué pero creo recordar que era agradable, y el píii píii ha sido demoledor, cuando me he querido dar cuenta estaba en pie e hiperactivo, en cuestión de un par de segundos ha sido la cosa. Oye, que cuando me he despertado completamente y me he dado cuenta del tema me he acojonado y todo.

Confieso que hoy no sabía qué escribir. Pero me he propuesto actualizar una vez al día, al menos en días laborables, y he ido a buscar inspiración en otros blogs. Y he encontrado algo interesantísimo en Chica de la Tele: un documento visual gracias al cual he sabido que en mi más tierna infancia me hinché a follar. Quien no se consuela es porque no quiere.


Otro asunto interesante. Bueno, no es demasiado interesante pero es curioso. Un experimento anatómico que he estado llevando a cabo esta mañana con una compañera de trabajo. Trata de acercar tu mano izquierda lo máximo posible a la nuca teniendo el brazo hacia abajo y haz lo mismo con la mano derecha pero alzando el brazo. Como esta última frase es a todas luces incomprensible añado un dibujillo representando gráficamente el experimento:






Comprobarás que llegas casi, o incluso lo consigues, a tocarte una mano con la otra. Bueno, esto es un dato.

Ahora intenta hacerlo al revés, es decir, que la mano derecha haga lo que hacía la izquierda y viceversa. No pongo dibujillo por razones obvias de redundancia. Verás que en este caso no te alcanzas una mano con la otra ni de 'flús'. Esto es otro dato, igual de inútil que el anterior.

¿Alguien tiene una explicación a esto? ¿A los zurdos les pasa lo mismo pero al revés? ¿Qué clase de personas se dedican a estas imbecilidades? ¿Me merezco el sueldo o mis jefes deberían echarme a patadas?

En fin, con este vergonzante texto cumplo el propósito de actualizar. Saludos a mis miles de lectores, mañana más y casi seguro que mejor (es dificil bajar el nivel de hoy).

2 comentarios:

Tolus dijo...

Te estoy leyendo y me he encontrado con el "experimento" y que quería decirte que efectivamente, yo que soy zurda puedo hacerlo al revés. De hecho te leía y conforme decías eso de que sí que podías tocar dedos yo pensaba que estaba amorfa, y luego he probado al revés y volià.

un beset

kutxi dijo...

jajajajaaaaa! le ha costado arrancar a este post, pero cinco meses después tiene su primer comentario!!