Ocho formas para que se acabe el mundo

Inspirado por el último 'post' de Fogonazos he recordado un documental que vi parcialmente hace unos meses. El documental exponía varias maneras (no recuerdo cuántas) de acabar con el mundo, las más típicas: un asteroide que colisiona con la Tierra, una pandemia a nivel global, un 'tsunami' de no te menees, y así encima (and so on :-D). Lo que más acongojaba era que al final de cada ejemplo salía un científico diciendo: "Esto que han visto no es una cuestión de si pasará o no, sino de cuándo pasará". Repelusazo.

Una cosa curiosa es constatar cómo los seres humanos llamamos "fin del mundo" a nuestra extinción. Nos creemos muy importantes, eso está claro. Otra cosa curiosa, y que da miedete también, es comprobar lo frágiles que son los cimientos que sustentan la vida humana. Voy a enumerar algunas de las formas en las que creo que podría acabar el mundo (o sea, extinguirnos o casi). Y algunas pueden pasar en cualquier momento. Por ejemplo... ¡ya! Uf... de momento parece que vamos bien... :-D

1. Guerra nuclear a escala mundial.

Hay suficientes armas nucleares para borrarnos del mapa ni se sabe las veces. Que se desencadene un rollo de éstos depende simplemente de que a alguien poderoso se le hinche la vena. Y no tranquiliza ni gotita pensar en manos de quién estamos... y para colmo los que se quieren unir al club de las bombas también son de traca (nunca mejor dicho). De ocurrir yo iría a todo meter al sitio donde fuera a caer una bomba, prefiero desintegrarme rápidito que si no luego es peor.

2. Meteoritazo.

Se supone que hay telescopios y movidas monitorizando el espacio en búsqueda de pedruscos amenazantes. Lo que no sé es qué piensan hacer una vez que vean venir el trastazo. Me da a mí en la nariz que poco más que ponernos un casco podríamos hacer. En este caso, una vez más, iría corre que te corre a ponerme debajo del piedro.

3. Erupción de un megavolcán.

Esto consiste en que un volcán tocho que lo flipas entrara en erupción y la humera lo tapara todo y si te he visto no me acuerdo. Al parecer el Parque Yellowstone está situado sobre un megavolcán de éstos y podría petar en cualquier momento, por lo visto ya le va tocando. Y ya os imagináis dónde estaría yo a ser posible, con el oso Yogui.

4. El fin de la era del petróleo.

Queda poquito petróleo, según algunos queda petróleo para 20 o 30 años como mucho. Pero antes de que se acabara llegaría lo que se conoce como 'peak oil' y el flujo de petróleo sería insuficiente para atender la cada vez mayor demanda y, por tanto, para sustentar una economía mundial basada en el continuo crecimiento. Vamos, que la economía se pegaría una hostia descomunal provocando hambrunas, guerras y otras cosas malísimas. Hay quien estima que en menos de un siglo desaparecería el 90% de la población humana. El tema es saber si esto es realmente posible o si los jerifaltes de este mundo tiene preparadas ya alternativas válidas al petróleo.





5. Cambio climático.

Esto se supone que ya está pasando y todos sabemos de qué va, ¿no? Es una muerte lenta en teoría. Guerras por la energía, por el agua, colapso de la economía, hambrunas... y encima un calor que te pedes, jodidos y sudaos. Los más agoreros dicen que esto se va a radicalizar de una forma apelotante en los próximos años.

6. Glaciación.

Algún zumbadete que otro, pero pocos, dicen que el cambio climático no está provocado por el hombre sino que estamos entrando en una glaciación, como la de la peli esa del mamut y la ardilla, pero sin gracietas. Esto me da a mí que sería más o menos como la muerte del punto anterior pero sin sudar, lo cual es una ventaja.

7. Pandemia global.

Pues nada, una enfermedad chunga que se transmita a toda leche y no haya vacuna ni nada y tós p'alante como los de Alicante. Esto no sé yo hasta qué punto es realmente posible. Me da a mí que mantener este canguelo les viene muy bien a las farmacéuticas, y si no mirar lo de la gripe del pollo, anda que no nos metieron susto en el cuerpo para que luego se murieran tres patos (en España); eso sí, los del medicamento ése que sacaron se forraron.

8. The Chinese Threat.

La amenaza china. Terrible. Al parecer el gobierno comunista de China tiene un plan de emergencia ante ciertas contingencias extremas. Si se vieran amenazados gravemente por otro estado o si una petición suya de más recursos petrolíferos (por poner dos ejemplos) no se viera satisfecha, pondrían en marcha el plan secreto 形 中国人;中国的;中文 名 恐吓;胁迫;威胁;预兆;有..之虞. ¿En qué consiste? El gobierno chino ordenaría a todos sus ciudadanos saltar en un día y hora fijadas sacando así de su órbita al planeta, provocando enormes cataclismos y un cambio climático atroz debido a la variación de la distancia respecto al Sol.

Vale, esto me lo he inventado. Ni eso, además. Anda que no es vieja la tontuna ésta de los chinos saltando. En fin, que no se me ocurren más formas.

Resumiendo, lo raro es que sigamos sanos y salvos. Lo mismo alguno se ha quedado con un mal rollo en el cuerpo considerable. Bueno, yo hace unos cuantos meses me obsesioné cosa mala con el rollo éste del fin de la era del petróleo. Me leí un libro incluso, no te digo más. Ya acogotaíto perdido le pregunté a mi padre (que es muy listo) si pensaba que las cosas que contaba el libro y tal eran posibles o si creía que era catastrofismo. "Pues ni idea", dijo él 'sabiamente'. "¿Tú puedes hacer algo para solucionarlo?", me preguntó. "Yo no". "Pues entonces ¿para qué coño te preocupas?".

Pues eso. Que salga el sol por donde quiera. A ver qué remedio.

Nota: en lo del cambio climático sí que podemos ayudar un poquito, no mucho pero un poquito sí. No cojáis tanto el coche, apagad la tele de botón por las noches que la lucecilla roja también gasta, y apagad también el ordenador de vez en cuando que ya sé que jode desonectar la mula, pero coño. :-D

7 comentarios:

Norma dijo...

Ahora entiendo las prisas por que sea viernes!!! Nunca se sabe lo que puede pasar!!!
Gracias por la idea de los minipuntos. ¿Se te ocurre otro nombre?? Mini-quevedos??, mini-bookies?? je,je

KUTXI dijo...

lo del viernes era una estratagema para pinchar a la gente, como mañana no curro... bieeeeen! jaja

mini-bookies? suena a mini-wookies, como chewbakitas. :D

pensaré a ver si se me ocurre algo ;)

dalr dijo...

Je. Te has dejado alguna bastante más probable como lenta extinción por ataque de Levi's a los espermatozoides, exterminio global por sobredosis de Salsa Rosa o graciosillo cuelga en Internet el chiste de los Monty Pyton y nos descuajeringamos todos.

Lo del petroleo, cambio climático y glaciación vienen a ser lo mismo: a partir de una base realmente preocupante, bastante de catastrofismo oportunista que hace de oro a unos poquitos y nos vuelve más manejables al resto. Lo que me hace pensar que lo de la extinción tal vez nos lo merezcamos un poquito...

Norma dijo...

mini-wookies, me gusta!!

Pues la verdad es que alguna vez he pensado en lo de que porqué consideran las personitas que el "mundo" (qué es eso) se acaba cuando se acaban las personas. Cuando ves todas las especies que se han extinguido, y ves que la vida sigue tan pancha, no puedes evitar pensar que algún día se extinguirá esta especie, y, si es pronto, a lo mejor la Tierra puede seguir generando vida; pero si tardamos... no vamos a dejar ni las migas.
Ahora, que viendo la evolución que llevamos, y las ansias de consumir y expandirnos, antes veo a personas poblando la galaxia, que extinguiéndose en paz.
De los de ir corriendo al lado de Yogui y Bubu, hay pocos.
Me estoy viendo McDonalds en cada planeta, y paraditas de donuts en los asteroides, grrrrr

KUTXI dijo...

Darl:

Ostia, tenía que haber puesto lo del chiste en vez la tontada de los chinos... jaja

No creo que nos merezcamos la extinción más que cualquier otro bicho. Cualquier bicho si puede lo devora todo hasta que agota los recursos y la palma, sólo que nosotros somos los más preparados y lo hemos hecho a lo bestia.

Norma:

tengo un relatillo sobre la expansión humana en otros planetas, más o menos... ya lo leerás. No es bueno, pero es mío y le quiero...jaja

Myriam dijo...

Jijiji, nunca me había planteado eso de que el ser humano llama "fin del mundo" a que él ya no habite la tierra. ¿Seremos egocéntricos?

Y en cuenta lo del cambio climáticoooo, hombre, se pueden ir haciendo muchas cosicas. Que se nos desorientan las aves, se descongelan los glaciares, los pingüinos se quedan solitos en un islote sin saber a dónde van, las focas se confunden de océano. ¡¡Un desastre!!

Norma dijo...

Me encantará leerlo, kutxi