¿Miquel de Cervent? Amos, no jodas

El lunes que viene cumpliré tres semanas como 'bloguero' (castellanicemos lo de 'blogger', ¿no?). Y dicho acontecer ha hecho que repase someramente las entradas que he ido publicando en este breve periodo y, modestia aparte (ajá já!*), no me disgusta lo perpetrado hasta ahora. Pero bueno, por buscarme algún defecto (y tras varias horas de ardua búsqueda entre tantísima abigarrada virtud) confieso que posiblemente a este 'blog' mío le falta todavía un ingrediente; ingrediente que no es otro que (redoble de tambores) ¡la polémica!, y que paso a añadir al caldo a continuación.

*Aunque en su momento estomagaban, ahora tienen un toque así 'kitsch' que tiene su aquel, ¿no?

Bromas aparte, el tema me lo ha sugerido la lectura de un artículo en Fogonazos y el posterior intercambio de comentarios, especialmente con Darl. Resulta que el dedo (incorrupto, creo) de D. Pedro Calderón de la Barca está en Barcelona. Al adquirir yo tal conocimiento no pude por menos que clamar a las autoridades, y al cielo si fuera menester, por la devolución (ahora que tan de moda está esto de las devoluciones) del dedo de Calderón a Madrid. Sin embargo, Darl me aclara que en realidad Calderón de la Barca no era madrileño sino catalán y que su nombre no era otro que Calderó del Barça (Pere, supongo), información que acepto y creo a pies juntillas porque he de reconocer que todas las piezas encajan.

Ahora bien (y es aquí donde pretendo empezar a tocar los melendengues al personal) esta conversación mantenida acerca del excelso autor de obras como 'La vida és somni' (ejem) me ha traído a la memoria cierto estudio de cierto filólogo sobre cierto literato. Al grano, supongo que la mayoría habréis oído hablar de la teoría del filólogo D. Jordi Bilbeny que defiende la catalanidad de D. Miguel de Cervantes, cuyo nombre real dice que era Miguel de Cervent o Sirvent. Esta teoría de Bilbeny es un asunto que, como ciudadano complutense y amante de mi ciudad que popularmente se conoce (al menos hasta hoy) como 'Cuna de Cervantes', me provoca una ligera sensación de inflamación escrotal.



Paso a relatar, a grandes rasgos, algunos aspectos de la teoría del Sr. Bilbeny. Basa su argumento este filólogo en la afirmación que él mismo hace de que la biografía de Cervantes, a día de hoy, es una incógnita. Bueno, ya empezamos regular. Cierto es que de Cervantes se saben menos cosas que de Lucía Etxebarría o de Cañita Brava, y además no hay documentos gráficos (ni siquiera fotos en blanco y negro o videos de superocho), pero documentación y testimonios hay unos cuantos. Aún así, concedamos esto a D. Jordi, cierto es que hay algunas lagunas y misterios sin resolver en cuanto a la vida de Cervantes.

Otro de los argumentos de Bilbeny para defender la procedencia catalana de Cervantes es el hecho de que en el transcurso del 'Quijote' el ingenioso hidalgo recupera su cordura y realiza sus mejores gestas en Barcelona mientras que en Castilla crecen sus alucinaciones y su demencia. También dice Bilbeny que Don Quijote hace una defensa de las "llengües vernacles" y considera a Cataluña la mejor nación y a la de los bandoleros catalanes, la mejor justicia. Hay mucho de verdad en esto que dice Bilbeny, aunque también mucho de interpretación subjetiva. Sea como fuere, no sé qué diantres demuestra esto. Quizás al señor Bilbeny le sorprende que un castellano pueda decir nada bueno de Cataluña. Hecho que a mí me sorprende sobremanera que le sorprenda pero que empiezo a entender que le sorprenda cuando veo, con sorpresa, la opinión que de Castilla tiene este individuo. Paso a explicar en el siguiente párrafo el galimatías.

Afirma Jordi Bilbeny que el Quijote no puede ser la obra del "hijo analfabeto de un ganadero de Castilla" ya que la obra "revela a un escritor culto que demuestra tener conocimientos de los autores clásicos, de navegación...". En fin, Pilarín. Para empezar, debería saber el filólogo Bilbeny que, según relatan la inmensa mayoría de documentos y testimonios de la época y posteriores, el padre de Miguel no era ganadero sino cirujano (no un cirujano a la actual usanza pero tampoco un gañán unicejo) y si bien el joven Cervantes no llegó a tener estudios universitarios, todo parece indicar que sí tuvo estudios. Claro, si uno piensa que todos los castellanos eran ganaderos analfabetos, teniendo ese concepto de los demás, no es extraño que uno piense que los demás no puedan tener buen concepto de uno mismo.

Bueno, para ir finiquitando el tinglado: la procedencia complutense de Miguel de Cervantes es, si bien no segura, bastante probable. En Alcalá de Henares, cuna de Cervantes (ahí, pinchando... jeje), se encuentra la partida bautismal del escritor universal (pensaba que evitaría escribir esta cursilada, pero ha sido superior a mis fuerzas). Era costumbre en la época bautizar a los niños a los pocos días de nacer, lo cual indica que si fue bautizado en Alcalá, teniendo en cuenta la ausencia de puente aéreo en aquellos años, no debió de nacer muy lejos de allí. Aunque también pone en tela de juicio D. Jordi esta partida bautismal hablando de falsedad documental. Al parecer se trata de una conspiración a gran escala para esconder el origen catalán de Cervantes. ¿Por qué? Supongo que de saberse que Cervantes era catalán eso demostraría, definitivamente, que los castellanos somos todos una manga de pazgüatos (interpretación mía en momento de subidón de bilis maligna, el señor Bilbeny no ha dicho esto que yo sepa... ¡aunque seguro que lo piensa!... ejejejem...).





Lo más sorprendente, ¡qué digo sorprendente!, hablemos claro, coño, lo más a-co-jo-nan-te, es que en esta enorme conspiración colaboró hasta el mismísimo Cervantes. Sí, sí, así como lo cuento. Miguel de Cervantes firmó de su puño y letra al pie de la 'Información de Argel', un documento que entre otras cosas decía:

"Ilustre y muy reverendo señor:

Miguel de Cervantes,
natural de la villa de Alcalá de Henares, en Castilla,
y al presente estante en este Argel,
rescatado para ir en libertad..."

No sé. Si empezamos por no dar crédito a los documentos que el propio Cervantes dejó escritos, mal vamos. Supongo que esto es lo que pasa cuando se "investiga" por encargo y le vienen a uno marcados los resultados de la investigación desde antes de comenzarla.

La verdad es que el despropósito de Bilbeny serviría para poco más que para echar unas risas, como tantas otras teorías de tantos otros teóricos que sitúan indefectible y curiosamente el lugar de nacimiento de Cervantes en el pueblo que los vio nacer a ellos mismos, si no fuera porque lo de D. Jordi echa un tufo a nacionalismo paleto que tira para atrás. La impresión que a mí me da, y que puede estar por supuesto equivocada, es que a Jordi Bilbeny le interesa (bueno, más que a él a los promotores en la sombra del engendro) que Cervantes sea Cervent más que nada para que no sea castellano. Si pudieran demostrar que es búlgaro o jamaicano, también les iría bien.

Y digo yo. Realmente, ¿a la gente le importa algo si Cervantes era de Alcalá o de Sant Sadurní d'Anoia (aunque era de Alcalá, quede claro... jeje)? ¿De verdad a los... mmmm... a ver cómo no me pillo los dedos... "habitantes de la península ibérica excepto Portugal y Gibraltar pero incluyendo a Canarias e Islas Baleares, Ceuta, Melilla e Isla Perejil" (respiración profunda) nos preocupan estas cosas? ¿Estamos muy interesados en si somos una nación, dos naciones o catorce y media? Yo sólo sé que cuando uno sale de viaje por ahí a territorios ignotos y se encuentra con un paisano, ya sea catalán, madrileño o de Mairena del Aljarafe, no se acuerda nadie ni de Cervantes ni de plurinaciones ni de Cristo que los fundó. Por más que algunos políticos (y filólogos de medio pelo) de acá y allá se empeñen en que nos odiemos y, tristemente, alguna vez lo consigan.

Y esto es todo, amigos. Espero que nadie se ofenda por esto que he escrito (realmente no creo que haya motivo). Una forta abraçada per a tots i totes siguin d'on siguin.

9 comentarios:

Norma dijo...

Hola Kutxi, cada día me río con tu blog. Me partí con los Monty Phyton y el asustador de gatos; luego con las acelgas rehogadas, pero vaya, lo de Miquel de Sirvent (por cierto, que horchatas valencianas más de pm que sirven en las horchaterías Sirvent) y Calderón del Barça es mucho mejor. Humor del bueno.
Yo es que para las polémicas valgo poco.
Mira, desde que ando por aquí, con quién mejor me he entendido ha sido con Zendal (pucelano) y contigo, y eso que soy más Barcelonesa que la Sagrada Familia.
Escribes un catalán perfecto, tío. ¿Lo has estudiado?
Saludos,
Norma

dalr dijo...

Quítome el sombrero ante vuesa lúcida disertación. De todos modos, si tu intención era crear polémica deberías haber aprendido más del señor Bilbeny y de unos cuantos políticos de aquí y allá porque con tan racionales argumentos y con una ironía tan fina, si alguien se te ofende es porque ya venía ofendido de serie y le bastaba un Pisuerga vallisoletano para volver a la carga.

Felicidades por tu blog, que acabo de descubrir y no tardará en estar entre mis destacados "sitios amigos".

Y por cierto, a Cervantes no te lo mareo que suficiente habéis tenido con toooooodo el año pasado.

dalr dijo...

Por cierto, te puedo asegurar que lo de la polémica da resultado. En el blog del quiosquero, el día que se le ocurrió dar su punto de vista sobre el estatut, multiplicamos por cinco las visitas, me hicieron saltar las estadísticas (son de gratis y si acojonan cuando entra demasiada gente) y me pasé una semana respondiendo a todo tipo de comentarios desagradables tanto a favor como en contra. Hay temas que mejor no menearlos...

aberron dijo...

jajaja! qué bueno, Kutxi! Y yo que creía que Cervantes era genovés! ;-)

KUTXI dijo...

Hola, Norma, muchísimas gracias. Hacer reír es de lo más bonito que se puede hacer. Pero, ¿al rey lo que es del rey se dice? Lo de Calderó del Barça fue idea de Darl, y me reí tanto con eso que lo fagocité para mi blog.

En cuanto a lo de mi catalán... ¡confieso! Yo apenas chamullo cuatro palabras mal pronunciadas, hubiera llegado a lo de la forta abraçada, pero en el resto tuve la inestimable colaboración de www.internostrum.com, un traductor online, jajaja... vamos, que hice trampas. Lo que sí es cierto es que me gusta mucho aprender aunque sean cosillas sueltas e inútiles de cualquier idioma (la cantidad de tacos que sabré en idiomas varios, ains). Hay gente, sobre todo políticos (y en todos sitios, que en todos sitios cuecen habas), que gusta mucho de crear polémicas y utilizan la lengua y la cultura para enfrentarnos, cuando las lenguas sirven justo para lo contrario, para unir. (Vaya rollo we-are-the-world he soltado en un momento) :D

Saludos. ;)

KUTXI dijo...

Hola, Darl:

lo de las estadísticas... buf, no pienso ponerme un contador de visitas porque me conozco y me obsesionaría... prefiero seguir escribiendo lo que se me ponga sin pensar mucho si gusta o no, aunque siempre gusta que guste, claro.

Y sobre lo que comentas de mi blog... sólo darte las gracias por tu generosa crítica. ;)

KUTXI dijo...

Hola, Aberron:

Pues no, era alcalaíno Cervantes. Lo sé porque acabo de hacer una encuesta en la Plaza de Cervantes (al pie de la estatua de Cervantes) de Alcalá y un 100% de los encuestados ha respondido que era de Alcalá. Concretamente decían: "de aquí, de Alcalá". Si es que cuando se hace un estudio serio sobre las cosas, la verdad aflora. :D

Norma dijo...

Ahora sí que me has dejado preocupada Kutxi, ¿un traductor online es capaz de traducir correctamente?? ¿Es una máquina o hay una persona traduciendo al otro lado? Espero que lo segundo, porque el día que los ordenadores sean capaces de traducir bien, ¿de que van a vivir los traductores???

KUTXI dijo...

Hola, Norma. Pues la verdad es que si la traducción es buena o no lo tendría que decir alguien que hable catalán. Por mi experiencia con traductores online de inglés en cuanto les empiezas a complicar mínimamente la vida fallan. Digamos que es facil traducir "hola, me llamo pepe", pero no pueden con "estoy hasta las narices de hacer el pino puente", por ejemplo. Jaja. Los traductores de momento creo que pueden estar tranquilos, una cosa es traducir cositas breves y otra traducir un libro o algo así.