Meme: Mi muerte

Recogiendo el testigo de Saltasetas:

Yo moriré viejecito. Seguro. Como mínimo llegaré a 70. La vida me ha demostrado ya varias veces que o existen los ángeles de la guarda y el mío es de los mejores o soy indestructible, o algo así.

Moriré de cáncer de pulmón o debido a problemas cardiovasculares, no creo que haya que ser Rappel para acertar esto. Aunque realmente yo ni lo sabré, ya que no tendré atención médica. Para entonces el sistema de sanidad pública y de pensiones habrá colapsado debido a una crisis económica mundial provocada por el cambio climático y la superpoblación.

No tendré éxito profesional. Esto es algo seguro ya que, ya a día de hoy, no tengo ningún interés en tenerlo. No seré rico ya que jamás me tocará la lotería, que es la única manera de que me haga rico yo. Durante mi enfermedad, que será corta debido a la falta de atenciones, tendré a mi lado a mi mujer que aguantará mis modales de cascarrabias con paciencia. Habremos vivido juntos durante unos 40 años, felices a pesar de los aprietos económicos. Probablemente tengamos un par de hijos, uno de ellos en prisión por tráfico de agua potable (que para entonces será un bien escaso). El otro será músico.



El día de mi muerte tendré la típica recuperación aparente y seré consciente de que me estoy muriendo, así que podré despedirme en condiciones de la gente querida. Durante el día un sacerdote entrometido querrá darme la extrema unción y le mandaré al carajo con cajas destempladas, en plan Cela o Fernán-Gómez, será el "extremo gustazo".

A mi entierro irá muy poca gente, sólo algunos familiares y unos pocos amigos, los que queden vivos por entonces. No dejaré nada en el mundo digno de ser recordado, mi único legado será mi ADN. Sin embargo, cuatro o cinco millones de años después de mi muerte una forma de vida inteligente evolucionada a partir del mejillón cebra actual hallará mis restos fósiles y gracias a eso sus científicos sabrán de la existencia de nuestra especie. Chúpate ésa.

Vale, se me ha ido la pinza un poquitín, sí.

*Dejo el meme para quien lo quiera seguir.

7 comentarios:

Norma dijo...

Ja,ja,ja,ja,ja quién dijo que hablar de la muerte es deprimente :)

Myriam dijo...

Jajajaja, me he reído mogolllón. Ya veo ese momento "váyase usted a la mierda!!" jajajaja

Saltasetas dijo...

yo tambien me imagino el momento Fernán-Gómez... jejeje.
Nada como ser realista para que vean (o crean) que te tomas las cosas con humor.

KUTXI dijo...

La muerte no es deprimente, si lo cura todo. Te mueres y te deja de doler cualquier cosa, es mano de santo.

Saltasetas (me sale raro llamarte así...), ahí le has dado. Exceptuando lo del mejillón cebra (aunque oye, quién sabe), lo demás no es nada raro ni mucho menos (quizás lo de encontrar una mujer que me aguante cuarenta años esté un poco pillado por los pelos...).

Saludos a los tres.

Saltasetas dijo...

Joer, pues llámame Ricky... mientras no digas nada más...
No será en el primer sitio donde se me conoce como Ricky Saltasetas

KUTXI dijo...

Guay, Ricky mejor. Más no digo, que tampoco sé más... jaja.

woody dijo...

Pues yo moriré asesinado a manos de un Testigo de Jehová. Y esto tiene explicación. Yo es que siempre los atiendo (incluso una vez les invité a pasar y tomar un café). Realmente no me interesa nada de lo que cuentan, pero me resultan entrañables y mientras hablan del Arca de Noé y estas cosas me entretengo haciendo un perfil sociológico. Luego acabo indefectiblemente comprándoles un Atalaya (la revistita que llevan) para terminar despidiéndome de ellos muy amablemente y emplazándonos a una futura visita en la que me contarán algo acerca del fin del mundo.
Pues seguramente un día no le abra la puerta a un pobre hombre que ha perdido a su hijo por no hacerle una transfusión de sangre (lo tienen prohibido) y esa violencia milenaria acumulada se desate contra mí. En fin...

http://www.blognomelocreo.com/