Gente infame

Hace muchos años a un señor se le ocurrió ponerle palo a una balleta, había nacido la fregona. A otro, también hace mucho, le dio por ponerle motor a una bicicleta e inventó la moto. Otro, según contaba La Trinca, tras contemplar con estupor como los patos arrimaban el culo a un surtidor en las fuentes de Versalles, inventó el bidé (más conocido como 'bidel' para muchos).

Son sólo tres de los muchos ejemplos de inventores cuyas aportaciones han hecho que nuestras vidas sean más cómodas. Pero no todos los inventores han beneficiado de manera tan loable a la humanidad, qué va. A algunos dan ganas de coger el palo de la balleta, ponerle un motor e introducírselo, suavemente pero con firmeza, en la zona a la que da servicio el bidé. Las cosas como son.

Hay por ejemplo un inventor que estoy por asegurar que ya era tonto cuando sus padres se hicieron novios. Anda un tipo por el mundo desde hace décadas dedicado a complicarnos la vida todo lo que puede. De hecho, lo más aterrador, es que es bastante probable que sean varios los cenutrios dedicados al campo de investigación al que me refiero. No es otro, amigüitas y amigüitos, que el abre-fácil (que es con casi toda seguridad, además, el invento con una denominación más alejada de la realidad de todos los que existen).

Hace veintitantos años los españoles, e imagino que muchos otros seres humanos, teníamos por costumbre coger un cartón de leche, levantarle un piquito y pegarle un tijeretazo. Cómodo, rápido, eficaz. Pues ya no. Ahora hay diversos métodos: rasgar por la linea de puntos, tirar de la tirita de papel albal, tirar para arriba de una anillita plástica, y un largo etcétera. Todos estos sistemas tienen algo en común, al final acabas topando con una peliculilla de plástico transparente que harían mejor en utilizar para los chalecos antibala. Casi nunca se rompe, con lo cual hay que acabar tirando de tijera después de cinco minutos de lucha. Y si se rompe es peor porque si se rompe te pones de leche que ni en un 'bukkake'.

No es el único invento ideado por gente sin cerebro, o sin corazón. O sin ambos. Hay una gracieta muy de 'interné' en la que se pregunta por qué no hacen los aviones del mismo material que las cajas negras. Obviamente, es una cuestión de peso. Sin embargo, todos nos hemos topado de cuando en cuando con un material que sí podría utilizarse para la aeronáutica: el 'flin' ése que envuelve los 'cedeses'. Eso es indestructible, joder. Yo forraba los aviones con eso, como los libros, no me digas. ¿A quién se le ocurrió envolver en eso los 'compasdinc'? ¿A un psicópata? ¿A un creativo de publicidad? ¿A (Individuo innombrable debido a las 'advertencias' de sus abogados)? ¿Quizás a alguien más perverso y malévolo, si cabe, que los anteriores?

Y luego está la gente que ni siquiera inventa nada, simplemente no tienen alma. En algún lugar, probablemente en un tenebroso castillo enclavado en lo alto de una montaña cubierta de niebla y rodeado de lobos asesinos, hay un mendrugo al que se le ocurrió que sería muy divertido colocar doscientos millones de alfileres en cada camisa, así como varios cartones y cosos de plástico arremetidos en cuellos, puños y hasta botones. ¿Con qué fin? Pues como no sea para conseguir que vayas a la comunión de tu sobrino Gustavito con la camisa que compraste para su bautizo... a mí otra cosa no se me ocurre. Bueno, se me ocurren métodos de tortura que hubieran provocado pesadillas al mismísimo Torquemada, pero eso es otro asunto.

Podríamos seguir horas poniendo ejemplos de gente sin corazón capaz de acojonar a Satanás: el encargado de elegir el papel higiénico del Corte Inglés (eso es lija, cabrón), el que incluyó torraos en los revueltos de frutos secos, el introductor del gotelé en este país (Benito Lopera Perrote), el que enlata los mejillones (ver video para entender), y así etcéteraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa (un largo etcétera, vamos... jajejijoju, festival del humor).

Bueno, éste es un post abierto a opiniones y sugerencias. ¿Qué otros ejemplos conocéis de prácticas malvadas?



Audio-video: Blur - Coffee & TV

.

19 comentarios:

woody dijo...

Un primo del abrefácil es el sistema para abrir paquetes de fiambre, salmón y esas cosas. Tiras y tiras para abrir el paquetito, pero al final te toca meter el cuchillo.
Y otro invento del demonio es la maquinilla de afeitar. Ni Gillette 3, ni apurado ni leches: siempre acabas cortándote la jetilla, coño.

donde duende??? dijo...

jajajajjaja...a mi lo que me llama la atencion son los calzadores(eso que supuestamente te ayudan a meter el pie en el zapato). a ver....si el pie no entra, ¿como que metiendo una cosa mas(por lo cual menos espacio existe)te entra el pie????yo creo que los clazadores los invento Barracus o un bestia similar¡¡¡¡jajajajaj...porque eso si que se llama meterlo a huevos¡¡¡¡
Besos y abrazos y ya pensare en mas cacharros de estos¡¡¡

kutxi dijo...

Woody, sí parece que todo alimento es empaquetado con el objetivo de impedir que un ser humano lo pueda abrir. En cuanto a maquinillas, tengo curiosidad por ver la de 5 hojas, que debe afeitar hasta de canto, la echas al aire y según te cae en la cara te afeita sola, seguro. :-D

D. duende, sí, lo de los calzadores es un invento para gente cabezona que no quiere reconocer que su número de calzado es otro, o algo así.

susana dijo...

yo siempre me he preguntado, quien narices invento el tampax...y el vibrador jaja...y con quien harian las primera pruebas jjajaja besitos lokaaaaa, uy q diga kuchifrito jajajaja

bloggesa dijo...

Llevo pensando todo el día. Ya lo tengo.

Las tijeras que no cortan y que siempre guardamos y nunca afilamos, junto con los cuchillos que ya ni cortan la piel de los tomates y no los afilamos. La sartén que siempre se pega y pensamos "tengo que comprar otra" y nunca lo hacemos y no la tiramos y siempre se nos vuelve a pegar todo.

No son inventos, pero espero que sirvan.

Angel dijo...

Lo que es ya el colmo del "flin" ese de los "cedeses" es el hilillo azulón que se supone que es el "abrefácil" (y una mierda) para los cedeses.

Primero te recorres todo el perímetro del puñetero hilillo rascando con la uña para ver donde coño está la puntita por la que empezar a tirar.
Al final tras varios recorridos con el dedo intentando descubrir una infinitesimal variación en la textura del hilillo decides aventurarte a abrir el "flin" por una esquina del cd hasta que rápidamente descubres que con esa técnica has conseguido arrancar una esquinilla de un centímetro del puñetero flin.
Si al final con mucha paciencia y alta precisión consigues descubrir el comienzo del hilillo azulón no cantes victoria porque cuando termines la faena descubrirás que como el hilillo está situado a un centímetro del borde del cd (menudo lumbreras al que se le ocurrió esa ubicación) lo que consigues arrancar es el trocito de plástico de un centímetro de ancho quedando el resto impoluto pegado al cd.
Y no intentes meter los dedos entre el plástico y el cd o intentar bajar el plástico a modo de condón porque será totalmente inútil.
En ese momento sólo te queda una, como diría la Pantoja: dientes, dientes.

Saludetes.

PD: Recuerda que mañana es el día D, 19:30 hora H. :-)

kutxi dijo...

Su, del tampax no te sé decir pero las usuarias de vibrador que he podido ver... parecían bastante contentas con su funcionamiento. :-D

Bloggesa, claro que valen, aquí vale todo, jeje.

Angel, qué bien contado! Luego se extrañan de que nos bajemos música del emule, es que cualquiera se compra un CD! :-D Gracias por el recordatorio, me has ahorrado media hora de espera, jajaja. Nos vemos.

Saludetes.

Norma dijo...

Kutxi, despistado, ya ibas a ir a las 7, jejejejejej :)


La tirilla esa azul de los cedeses, yo estiro y estiro hasta que me queda el dedo del tamaño de un muslito de mar... y entonces voy a por las tijeras (las que no cortan) a seguir la lucha... cuando está todo el CD lleno de ralladas de las tijeras, se me cae al suelo, se rompe la tapa... y.... bueno, no sigo... está demostradísimo que lo inventó mefistófeles in person un día que todas las diablesas estaban con la regla

Besos, guapo!!!!!!

Angel dijo...

Jajaja, lo de la tapa también es muy cierto.
Mira que me da rabia que se rompa la puñetera tapa o las piececillas esas diminutas en las que se encaja el cd en la caja y que como hay que presionar para sacar el cd al final acaban rompiéndose.

Por cierto, me quedo con el formato botella de leche con taponcito con rosca: El abrefácil para simplones como yo.

Ahora recuerdo que jamás he sido capaz de entender las instrucciones que aparecen en los paquetes envasados del café. Creo que suelen venir 2 dibujillos indescifrables. El mejor método, un buen tijeretazo y punto...
Ummmm me encanta el olor a café.


Jeje, me alegro de haber evitado un plantón de media hora.

Irene dijo...

jajajaja, me he reído mucho con este post. Odio los "abrefácil", no son fáciles para nada. Yo directamente los elimino con unas tijeras xDD
Y el hilito del cd...rggggg también voy a por las tijeras directamente.
mmm...no se me ocurren ejemplos peores o distintos.
Besos

Chicho dijo...

Sobre los cds me apunto donde viene enganchado el cd en medio,,,todos esos dientes que siemrpre vienen rotos y el cd nunca queda sujeto..os dais cuenta que el cd tiene muchas críticas? jaja...

susana dijo...

jajaja respaldo lo de contentas jajajaja besitos

susana dijo...

buenos dias kutxiluz jajaja

>>Alize dijo...

Como inventos diabólicos:
-Los cascos, que siempre se te caen de las orejas
- El adhesivo de las compresas, ¡infame!
-Las esponjas, porque sacarlas toda el jabón es sencillamente imposible...
Besicos de limón
Seguro que hay más, pero rpeveo que si lo pienso me ponga de mal humor yo sola...

dalr dijo...

Buenísimo! Jejeje... Por cierto, he okupado un post en el blog de bloggesa para hablar de la kedada en Madrid. Okupacióooooon!!!!

http://bloggesa.blogspot.com/2007/06/la-historia-de-una-inspiracin.html

susana dijo...

OKUPACIONNNNNNNNN OKUPACIONNNNNNNNNNNNNNNN

González dijo...

Jaaaja. Buenísimo este post, me he divertido mucho, si señor.

Voy a quedarme un ratito, a ver qué se cuece por aquí, que tiene buena pinta.

Mi aportación a los inventos malditos es el alambrito del pan de molde. ¿Por qué existe?.¿Y la primera y la última rebanada?. ¿Alguien podría despejarme estas dudas?.

Ya lo dijo el sabio, eres más inútil que el alambre del pan bimbo..

Saludos!

mandarina azul dijo...

Huy, que veo que gonzález ha nombrado el pan de molde, su primera y última rebanada. Pues mi señora madre, lista y práctica donde las haya, me dijo hace no mucho que nada de quitar la primera rebanada del paquete, que precisamente dejándola siempre arriba se consigue que las rebanadas de abajo se conserven más esponjosas. ¡Y es verdad! No es por presumir de madre, pero es verdad. ;)

kutxi dijo...

Puf... cuánto comentario y qué vagancia me invade. ¿Quedo muy mal si no contesto uno por uno? ¿Sí? Bueno, pues quedaré mal... estoy mu perro.

Os mando saludos y besos y de tó a todos y todas. Y a González, además de lo anterior, un abrazo de bienvenida.

No tengo vergüenza ni la conozco...

Ciao!! :-D