Desventuras de un dominguero

Llevo muchos días sin actualizar. El fin de semana estuve de playa. Ayer, tras la paliza de natación, sol y trasnoche, era un alma en pena. Y hoy tengo la misma creatividad que una maceta, para mí que el sol me ha churruscado la neurona. Así que sin el más mínimo pudor os voy a colocar el viajecito, espero que agrade a los críticos de blogs.

A las cinco de la tarde nos pusimos en carretera y se nos dio divinamente, a las doce y pico llegábamos a Torrevieja. 400 kilómetros en siete horitas, así, sin anestesia. Salió ardiendo, por lo visto, un camión cargado de paja a la altura de Albacete lo cual nos permitió admirar con tranquilidad la meseta manchega hasta el punto de poder aprendernos de memoria cada puñetero cardo borriquero de la misma. Por si esto era poco parte del trayecto fue amenizado con un disco enterito de Julio Iglesias, incluyendo una canción a dúo con El Puma; si esto no es trato vejatorio ya me diréis qué lo es. En un viaje tan largo a tres amigos les da tiempo a hablar de lo divino y lo humano. Nosotros pasamos siete horas diciendo chorradas, sin embargo; ahora, nos reímos un montón, eso sí.

Torrevieja es un sitio muy bonito que consiste en construir Madrid, atascos incluídos, al lado de una playa. Bueno, no, que playa no tiene, las playas están en los pueblos cercanos. Es un sitio un poco de chiste, pero bueno, gratis y en buena compañía. Nada más llegar nos fuimos a cenar a un restaurante chino-intrusista. Es que nos pusieron sushi. Yo no lo probé porque prefería ser generoso y dejar que mis acompañantes se comieran esas exquisiteces. Además a mí el pescado... si no son boquerones en vinagre... Después, tras dejar los bultos en el chalere y hacernos un lavado polaco (huevos y sobaco), nos fuimos de marchuki un ratejo.

Entre sábado y domingo fuimos a tres playas, a la piscina y hasta tiempo nos dio a ver una peli. Parece estresante, pero no, es alucinante la cantidad de horas que tiene el día sin internele, jeje. En la playa continuó, por cierto, nuestra racha de buena suerte: banderitas rojas por doquier. Pero, como buenos turistas madrileños inconscientes que somos, nosotros nos bañamos. Eso sí, sin despegar los pies del suelo, que aquello chupaba p'adentro que daba gloria y tampoco era cosa de salir por la tele o encontrar las llaves, matarile rile rile.

Tomando el sol comprobé, asombrado, que el consejo que me han dado toda la vida ("date creema, melón") realmente funciona. Conseguí volver a la capital centrista opresora sin parecer una quisquilla. Bueno, en parte. El sábado me olvidé de los empeines y ahora parece que tenga dos frigopies por quesos. En cuanto al resto del cuerpo... he de mejorar mi técnica embadurnadora porque me he quedado un poco de fresa y nata, la verdad.



Otra cosa interesante: compartimos playa con la familia Flanders. Verídico. Un chiquillo en lugar de castillos de arena construyó la Torre de Babel, un arca, y un monte que bien pudiera ser el Ararat o el Calvario. Apelotante.

Y poco más hay que contar. De mis alardes sexuales no hablaré porque soy un caballero. Además no me comí un rosco, lo cual facilita horrores el tema de ser un caballero.


Audio-video: Chambao - Pokito a poko (me dijo un amigo que este video se grabó en una de las playas en las que estuvimos, la Playa de Campomar)

27 comentarios:

Norma dijo...

Genial la crónica, jejejj, pero echo a faltar las foticos!!!! Esos cardos manchegos... esas arcas flanderiles... Otro día me lleváis y ya haré las fotos...

Anda, es verdad, si el próximo sábado estaré :)

Besos, gambita!!! Ay, no, que gambita es Picio, jo, qué lio!!!!

XDDDD

bloggesa dijo...

Eh! Eh! Bien bonitos que son los cardos borriqueros... Te has olvidado del bonito sol, de las viñas verdes que da gloria verlas, de esa extraña tranquilidad que tiene la llanura manchega... Y de las mozas tan guapas.

A una amiga mía se le quemaron las plantas de los pies en la playa el primer día y se pasó el resto de vacaciones con calcetines. Recuerda siempre que, hasta la uña del dedo gordo, todo es quemable...

¡Qué suerte! PLAYA...

Criso :) dijo...

Yo no te he dicho melón!!, aunque se que un poco lo eres :P

Afotos, queremosssss!!!

Hasta yo, colmo de la prudencia, me quemé una vez los dedicos de los pies...pero vamos, ni comparar como pega el sol en el caribe ;P

Rebienve a la cruel realidad de los entresemanadetrabajo :(

kutxi dijo...

Norma, me dejé la cámara en casa... tsché! Quisquillita me puedes llamar, jeje.

Bloggesa, en mi descargo decir que Madrid, al fin y al cabo, es también La Mancha y que mi paisaje es también un secarral, jeje. Aunque es cierto lo que dices, y también es bonito ver un mar de cereales mecido por el viento (modo pedante).

Criso, a ver si te crees que eres la única que me ha dicho lo de la crema, jaja. Y afotos no hay! :-D

bloggesa dijo...

Esto... no es por contradecir, pero segaron hace ya semanas... XDDDD

Si es que estos urbanitas... XDDDD

bloggesa dijo...

Y, siento decirlo, pero será que los de Madrid sois castellanos, no manchegos, que La Mancha no llega tan arriba.

kutxi dijo...

Bloggesa, que hablaba en general! Urbanita yo... soy más de campo que las amapolas, jajaja. De peque para ir al campo tenía que salir por la puerta y... ya! Si teníamos hasta gallinas, jaja. ;-)

bloggesa dijo...

Que ya te he visto las intenciones... que quieres adueñarte del queso y del vino... ¡Hala, qué malooo! XDDD

kutxi dijo...

Bueno, yo soy de a 30 kilómetros de la Alcarria, eso es ser manchego casi-casi, jeje.



Y trae pacá ese queso!!!! :-D

Angel dijo...

Tengo entendido que Meco (aquí al ladico) es el punto más alejado del mar de la península.

Manda cojones, yo que soy de costa y me voy casi al punto más alejado.

kutxi dijo...

Angel, bueno, consuélate con que a pesar de estar casi en el punto más alejado del mar aún así te queda a poco más de 3 horas (excepto si sale ardiendo un camión de paja, claro).

gotomax dijo...

Un pequeño apunte gastronómico-tocahuevillos, no te lo tomes como afrenta que no tengo el cuerpo para duelos al sol:
Has tocado el tema SUSHI, y como aficionado casi adicto a esa comida (al menos una vez a la semana, me conozco bastantes sitios de Barcelona) he de corregir un detalle:
El origen del SUSHI no es japonés, se remonta al siglo cuarto antes de nacer el de la cruz.
Originario del sudeste de Asia , fueron primero los chinos y no los japos los que se empezaron a alimentar con ese manjar. No llegó a Japón hasta el siglo VIII.

Curiosamente el arroz se tiraba, ya que era sólo el conservante natural del pescado. Fueron los Japos (eso sí) los que iniciaron la costumbre de comerse también el arroz con que iba envuelto el pescado crudo.
Personalmente me gusta el sushi "al natural", estas nuevas tendencias de mezclarlo con aguacate y otras chorradas no me van demasiado. Es como hacer paella con almendras garrapiñadas.

Ah, el alga con que se envuelve el sushi no se utilizó hasta bien entrado el siglo diecinueve, lo que son las cosas. Tampoco el ponerle vinagre al arroz es una tradición muy antigua que digamos.

Sobre tu excursión a la playa, me alegro de que no te dejaras la piel sobre la toalla y la conserves toda pegada a la carne. Sabio consejo ese de ponerse crema solar, más vale broncearse poco a poco que cocerse al estilo bogavante con guarnición.

Ostias, espero que no suene a pedantuelo el apunte gastronómico. En absoluto era mi intención.
Saludos cariñosos!!!!

kutxi dijo...

Goto, no suena a pedantuelo sino a didáctico y enriquecedor. Además, estas cosas viene muy bien saberlas para tirarse el pisto con una chati, por ejemplo, jaja.

Eso sí, seguirá sin gustarme el pescado. Y crudo, menos. :-D

SOMEZING dijo...

mira kutxi que yo este fin de semana estuve en la playa y la espalda se me está pelando... vamos que me miras y daño a la vista. Menuda imprudencia mas grande. Consejo: antes de salir a la calle, date un baño de crema protectora y no dejes de embadurnarte mientras estás en la arena!

Irene dijo...

kutxi, me alegro de saber que lo pasaste bien, agua, sol...Y quedarse gamba, cosa que ocurre en un 90% de los casos, tú tranquilo.
La canción de Chambao esa me gusta.
Besitos

Criso dijo...

Inconscientes...seguid quemándoos en la playa y demás...suicidio colectivo...grrrr me saca de quicio!!!

Kutxi, ya se yo que habría de ser la única que te de consejos...pero seguís haciendolo siempre. Mira, ayer fue mi querida Vane, lamdrequelaparió, si la llego a pillar la guanteo.

Perdón, perdón, pero me puede...

kutxi dijo...

Buenos días,

Somezing, a mí se me está pelando la napia, jaja, y eso que me la embadurné bien... no sé por qué el sol tiene tanta predilección por las narices, la verdad...

Irene, para no gustarme demasiado la playa sí que lo pasé bastante bien. Hasta mañana, jeje.

Criso, puedo prometer y prometo (bueno, casi) que me embadurnaré ya siempre. Que la verdad da gusto no ir achicharrao, oye... Lo que pasa es que no me gusta nada darme cremas, pero bueno, si es para bien. Mis mejores deseos para la pronta recuperación de Gam-Vane. :-D

donde duende??? dijo...

Yo la verdad que muy raro que me queme¡¡¡soy morenito de naturaleza y casi siempre me paso el dia debajo de la sombrilla¡¡¡¡solo me he quemado una vez y l verdad que se me han quitado las ganas de quemarme¡¡¡¡jajajjaj...pero es que mis colegas y yo fuimos el colmo de las imprudencias¡¡¡¡Nos pusimos a jugar al futbol a las 4 de la tarde y sin proteccion ni nada¡¡¡¡¡asi llegamos todos¡¡¡con una insolacion del copon¡¡¡jajajajajja...
Besos y ya mañana o pasao nos vemos¡¡¡¡¡que la cervecita pendiente no se me olvida¡¡¡

kutxi dijo...

D. Duende, yo es que soy blanco como un folio. Hasta pronto! :-D

bloggesa dijo...

¡¡¡Buaaaaaaaaa!!!

kutxi dijo...

Bloggesa, ya verás como de espíritu apareces por el bloguellón. Eso sí, no nos asustes! :-D

Seguro que pronto hay otra oportunidad. ;-)

>>Alize dijo...

¡Pero qué salao' eres, Kutxi!
Lo de fresa y nata, lo de los Frigopies... XD
Besicos de limón

Auror dijo...

Me han dicho que los bloguellones y las cervecitas ayudan a mejorar el tono de la piel. Vaya, que la semana que viene la tendras perfecta.

Que envidia XD

besitos¡

Chicho dijo...

Me parto con la descripción de Torrevieja. A mí es que ese sitio nunca me gustó....

SOMEZING dijo...

Creo que después de verme la espalda te habras convencido de que te gano a quemazones!!! es que cuando me pongo soy más bruta.... eso si, ya te puedo decir que la tengo mucho mejor, jejeje

Bueno Kutxi, que ha sido una maravilla poder verte. Te imaginaba de otra manera!!!! bueno, te imaginaba tal cual, pero con el pelo más corto, ya ves que tonteria, jejejeje, pero en cualquier caso, las breves horas en las que he podido estar con vosotros han sido geniales. A ver si se repiten pronto!

Irene dijo...

kutxi!!! Ha sido un bloguellón excelente. Me encantó encontrarme contigo y con el resto de blogueros.
Un abrazo!

bloggesa dijo...

¡Me pillaste con lo de en espíritu! Aunque me equivoqué y dejé el espíritu en el pueblo y me llevaron a Madrid en cuerpo.

Encantada de haberte conocido. El restaurante estupendo. ¡Qué rico todo! Ya me dijeron los polluelitos que olvidaron el queso. Para el próximo bloguellón me lo ataré para que no se me olvide.

Un montón de besos.