Una verdadera heroína

"La vida es así. Aquí, allí, antes, ahora... y mañana. Mañana también será así. (...) Yo he llorado mucho en mi vida. He llorado mucho. Por pérdidas que he tenido. Pérdidas humanas. Que no se podían recuperar. Esto se puede recuperar. Esto lo podemos recuperar".

Son las palabras de una señora mayor. Una señora que hace unas horas lo ha perdido todo. Una señora que ha visto su casa arrasada por el fuego. La acabo de ver diciendo estas palabras en televisión, la dignidad en persona, ante una asombrada reportera que esperaba lloros y lamentos.

Y la puedo imaginar mañana mismo. Volviendo a poner en pie lo que le llevó toda una vida construir. Y, aunque debiera estar descansando y disfrutando del trabajo de tantos años, no me cuesta verla volviendo a trabajar con una sonrisa en el rostro y una ilusión en el pecho.

Lo que está pasando en Canarias es una tragedia. Pero hasta entre las más negras nubes de tormenta siempre se cuelan los rayos de sol. En el post anterior hablaba de superhéroes, personajes de ficción con poderes increíbles. Hoy la tele, esa caja tonta que tanta basura escupe, me ha mostrado por un instante la verdadera heroicidad. Y algo más valioso que la heroicidad: la sabiduría de entender la vida en su sencillez, crueldad y belleza; y el coraje para enfrentarla, para vivirla.

Ojalá hubiera más gente así. Y ojalá fueran éstos los referentes de nuestra sociedad. Poco habría que temer por el futuro.




Quizás el audio parece poco apropiado, pero a mí me parece todo lo contrario.

Audio: Mano Negra - La vida
(Si la vida me da palos yo la voy a soportar,
si la vida me da palos yo la voy a espabilar)

10 comentarios:

Scarlett dijo...

Ya me gustaría a mi tener la fuerza de esa mujer, como tú has dicho, una heroína de carne y hueso, y yo viendo problemas donde sé que no los hay, maldito 10% de inseguridad que me hace dudar
Besitos

E. Sierra dijo...

La actitud de esa mujer es la que la hace grande. Y como bien dices, si todos tuviéramos esa actitud ante la vida, poco habría que temer en el futuro. Pero nos acomodamos, nos lo tienen que dar todo hecho, no luchamos como se tenía que luchar antes... y la vida sin lucha no merece la pena ser vivida.

Saludos.

Trocherana dijo...

Has descrito lo que intento hacer en mi día a día con mis problemas particuales... Aunque mi frase es más bien: "Que sea lo que tenga que ser", y yo no lo llamaría conformismo, no por ello tengo que dejar de luchar y de seguir adelante, pero no voy a dejar de hacer las cosas por el temor de lo que vaya a ocurrir y por lo que ha ocurrido. Si algo ha pasado, es que ha tenido que pasar, y nosotros somos los encargados de aprender de ello.

Norma dijo...

Chapeau!!!!!

woody dijo...

Pues una lección de entereza, ¿no creéis? Y de cordura...

bloggesa dijo...

Tienes razón, Kutxi, es un verdadero ejemplo.

kutxi dijo...

Buenos días a todos, gente guapa de los blogs. :-)

gotomax dijo...

No hay mayor lección en la vida que perderlo todo y volver a empezar de cero. Si te pasa dos veces ya es la leche, te crees tocado por el diablo y llegas a desear desaparecer para no tenerte que enfrentar de nuevo a eso.

Lo que dice esa mujer es toda una lección para toda esa juventud que cree que del grifo de casa salen billetes, que la vaca es eterna y que siempre habrá alguien para sacarles las castañas del fuego.
Evidentemente hablo de UNA PARTE de la juventud, viene a cuento de una conversación mantenida este fin de semana pasado con unos amigos.
Ella trabaja en la banca, tiene 49 años y lleva currando desde bien joven. Se sacó la carrera a los 40 años ya que le daba verguenza mandar a licenciados con varios máster en el extranjero.

Pues resulta que andan de jornadas informativas buscando talentos para el banco en la universidad. Tratan de captar futuros empleados y les está resultando bien difícil. Ofrecen:
Un año de formación gratuita, además de estar cobrando un sueldo como si trabajaran ya para el banco, además de otras ventajas que evito detallar por extensión.

Pues bien, no consiguen cerrar apenas contratos, encima a las jornadas entran ciertos personajes tratando de boicotear las charlas informativas.

Cambio de tercio, en algunos sectores empresariales se ha detectado una fuga de empleados a la que el buen tiempo hace su aparición. Son gente de baja formación del sector servícios, léase camareros, cocineros, personal de barra o comerciales de tienda. Llega el verano, el sol y la playa tiran mucho y prefieren pasar al paro y en septiembre ya encontraré trabajo, que españñña va bien.

Unos conocidos tienen una peliquería y a la que la carga de trabajo aumenta el personal sale de estampida dejándoles en bragas en los meses de mayor facturación. Eso sí, en septiembre vuelven docilmente pidiendo su contratación alegando que se equivocaron.

Bonito panorama, a la mujer protagonista de tu entrada creo que esto sí le haría rendirse y mandarlo todo a freír espárragos.

(versión reducida de un comentario de goto, el extended play en tapa dura disponible en lulu.com)

SOMEZING dijo...

ésta mujer, la verdad es que me ha dejado sin palabras el hecho de que sepa ver más allá de su propia tragedia porque es cierto, a ella le han quemado su casa, pero otros han perdido a su familia y eso si que no tiene solucion. Espero que se solucione pronto todo. Me sobrecogen las imágenes de las llamas arrasando todo a su paso. Me duelen.

Naty dijo...

Una heroína con poderes especiales (ver lo que es invisible para otros que sólo miran: el regalo que es la vida)... Nada le falta, lo importante se queda... Muy lindo lo que escribiste... Saluditos ;)