Carta abierta a Manuel Campo Vidal

Publica hoy el diario ADN una columna firmada por usted, Don Manuel, en la que nos habla acerca de la paliza que unos adolescentes le propinaron, y grabaron, a una señora en la localidad vallisoletana de Medina del Campo. De entre todas las causas a las que se puede achacar tan lamentable suceso, que es además y desgraciadamente algo cada vez más habitual (o al menos esa es la impresión que se tiene atendiendo a los medios de comunicación), usted elige apuntar con su dedo acusatorio a un único responsable: el canal de videos online YouTube. ¿Ley del Menor? ¿Sistema educativo? ¿Responsabilidad de toda una sociedad que no parece saber educar correctamente a sus menores? No. Todo eso no lo nombra ni de refilón. Es YouTube el que tiene la culpa.

Se queja, Don Manuel, con acierto a mi entender, de la facilidad con que son aceptados este tipo de videos en YouTube y la lentitud con que son retirados de la 'web' tras las correspondientes reclamaciones. Realmente no sé, personalmente, si esto que cuenta usted es tan así, pero no tengo porque dudar de la veracidad de sus palabras y no lo hago.

Sin embargo, estando de acuerdo en el punto anterior, afirma asímismo que la razón por la que los pequeños salvajes grabaron la paliza fue para emitirla en YouTube; porque YouTube admitiría ese video mientras que, le cito, "en las televisiones, tan denostadas, sólo pueden esperar a ver alguna de esas imágenes para ser condenadas y su conducta reprobada". Leyendo esto me pregunto si ve usted la tele. Imagino que siendo el Presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias de Televisión de España la verá, pero igual es que no le pone mucha atención. Señor Campo Vidal, este tipo de imágenes se muestran a diario en televisión y, además, en horario de protección al menor. El hecho de que al emitirlas se las conende y se repruebe la conducta de los asilvestrados de turno no cambia nada. A este tipo de chavales lo que les importa es hacerse famosos, y se es mucho más famoso saliendo en televisión que saliendo en YouTube, con reprobación o sin ella. Y ustedes, los profesionales de la televisión, les ayudan a cumplir su objetivo. Entiendo que es humano querer escurrir el bulto y rechazar responsabilidades, pero ustedes las tienen. No sé si más o menos que el resto de la sociedad, pero una parte es responsabilidad de ustedes les guste o no. Son ustedes los que emiten bazofias como Gente (TVE1), Aquí hay Tomate (Telecinco), Salsa Rosa o como narices se llame ahora (Antena 3), y tanta otra escoria en prácticamente todas las cadenas de televisión. No, señor Campo Vidal, no escurran ustedes el bulto.

Aunque, pensándolo mejor, no está usted intentando escurrir el bulto, ¿verdad que no? No lo creo. De hecho, sus verdaderas intenciones se descubren cuando nos habla de quien entiendo que usted considera, en este asunto, su aliado: (Individuo innombrable debido a las 'advertencias' de sus abogados), el ínclito. Cuenta usted que (Individuo innombrable debido a las 'advertencias' de sus abogados), indignado con YouTube se dedicó a colgar en Google (empresa propietaria de YouTube) "el nombre de su primera ejecutiva en España asociado a las palabras 'porno duro', 'prostitución' y otras lindezas". Al parecer para demostrar que cuando a Google le interesaba no tardaban tanto en eliminar cosas como en retirar videos de YouTube; y si hay que creer la versión que a usted le contó (Individuo innombrable debido a las 'advertencias' de sus abogados) (de este señor sí que pongo en duda la veracidad y otras muchas cosas, por cierto) la hipótesis fue probada.



De esta parte de la columna me llama mucho la atención una cosa. Este (Individuo innombrable debido a las 'advertencias' de sus abogados) del que nos habla, ¿es el Artista Antes Conocido como (Contenido eliminado debido a las 'advertencias' de los abogados del individuo innombrable)? ¿Ése que participaba habitualmente en programas de televisión de tan elevado nivel cultural como Crónicas Marcianas? ¿El mismo que contestaba a los carroñeros que los programas televisivos del corazón mandaban a su acecho a puñetazos en plan 'mono vociferante' que diría Stephen King? Desde luego, si es el mismo, resulta muy curioso. ¿Este individuo no era hasta hace poco un mandamás de la SGAE? Creo que sí, me suena. La SGAE, sí, esa sociedad que denunciaba a todo aquel que osara llamarles ladrones. Bueno, de hecho denunciaron a algunos que ni se lo habían llamado. ¿Y ahora este mismo individuo se dedica a insinuar que una ejecutiva de Google es puta? Repito, ¿(Individuo innombrable debido a las 'advertencias' de sus abogados) insinúa que una ejecutiva de Google es puta? Qué cosas.

Pero bueno, como le digo, este aliado que se ha buscado me lleva al fondo del asunto. Aquí no se trata de cuán terrible es que unos adolescentes den una paliza y la graben. No, me parece que no. Me barrunto que aquí de lo que se trata es de defender el chiringuito demonizando internet, ¿verdad? De ahí que el mejor aliado sea un experto en defender chiringuitos demonizando a internet y criminalizando a los internautas. Considero que, tratándose de eso, hubiera sido más ético no meter en la defensa del chiringuito a una señora que bastante tiene con lo que tiene como para que encima la utilicen con espurios intereses.

Tengo que referirme, para terminar, a esa 'punchline' que añade usted al final: "el espíritu vengativo del barrio". ¿De qué barrio habla? ¿Del de Salamanca? Si usted y (Individuo innombrable debido a las 'advertencias' de sus abogados) tuvieran una mínima idea de lo que es el barrio, de lo que es la gente, se darían cuenta de qué es lo que quiere el barrio y la gente, tratarían de adaptarse a los cambios que se están produciendo debido a la aparición y masificación de internet en lugar de insultar y criminalizar a los usuarios que son a la vez, se lo recuerdo, sus potenciales clientes. Pero ustedes no entienden de barrios ni de gentes, ustedes entienden de dividendos.

Ustedes mismos. Muerdan la mano que les da (y les puede dar en el futuro) de comer, el leñazo se lo terminarán dando ustedes. A mí plim. A mí no me va a doler.



Audio-video: Andrés Calamaro - Pato trabaja en una carnicería (versión del tema de Morís)

10 comentarios:

Nosotras mismas dijo...

Hola,

Tu post parece interesante, así que, con permiso, me lo llevo para leerlo más tarde (las obligaciones, me hacen posponer los buenos momentos)

Un abrazo

carlosbcn dijo...

Cómo ha perdido este hombre, el Campo Vidal, digo. Aunque era de suponer: no hace mucho, lo veía en un canal local presentando una auténtica payasada de programa para futuros empresarios y emprendedores. Será que ha entrado en una fase de decadencia profesional, no sé.

Pero lo de este artículo es de vergüenza ajena. Yo creo que aprender a diferenciar entre medio y mensaje no es que sea de primero de carrera de periodismo: es que es de sentido común. Claro que YouTube tiene que asumir una porción de responsabilidad si no agiliza la retirada de los vídeos, pero eso es un aspecto secundario del problema, y querer poner todo el peso del asunto ahí es como querer resolver las cosas matando al mensajero.
En cuanto a lo de meter a Ramoncín con calzador en este "discurso" para tratar de restituir su imagen, resulta patéticamente servil, pero sobre todo absurdo. No sé a qué viene porque no pega ni con cola.

Por último, en vez de apoyar mejoras educativas, legales o de cualquier otro tipo civilizado, Campo Vidal termina alentando los actos "cibervandálicos" del Rey del Pollo Frito... ¿¿??

En fin, que al pobre hombre le ha salido un artículo sin pies ni cabeza, y no añado más porque Kutxi ya lo ha diseccionado todo (y mucho más de lo que se merece...).

MM de planetamurciano.tk dijo...

No puedo estar más de acuerdo con todo lo ke usted dice, hasta la última coma; hay ke tener la mollera encorsetá..
¿ De verdad este estudió periodismo?

kutxi dijo...

Hola, vosotras :-D Espero que te/os guste... (estoy un poco descolocado con el nick, lo reconozco, jeje)

Hola, Carlos y MM... yo creo (aunque quizás me equivoco) que cuando alguien alcanza ciertos niveles en su profesión no puede ser casualidad, y uno podrá ser lo que sea pero no tonto ni incapaz. Creo, vamos. Así que tengo que pensar que de lo que se trata es de lo que digo en el post: internet les da miedete y lo atacan.

Saludos a todos.

Norma dijo...

Me lo he leído en el metro. Y me ha provocado una sensación de desasosiego indefinido, que has diseccionado en este post a la perfección. Un cruce de Dr. House y el Conde de Montecristo de las letras ;)

Mandarina azul dijo...

Vaya cabreo llevas, Kutxi, aunque no es para menos. Pero tampoco me sorprende. En este país escurrir el bulto mirando hacia otro lado, e incluso señalando con el dedo en otra dirección, es el pan nuestro de cada día. Maldita hipocresía (y ya van dos veces que digo estas palabras hoy).

Y a Ramoncín no me lo nombressss, no me lo nombresssss... porque no respondo. Ag, es que no lo soporto. ¿Se puede ser más... más...? Eso, más...

Un abrazo.

Bloggesa dijo...

"se fue con unos amigos a una empresa de monitorización y empezó a colgar en Google el nombre de su primera ejecutiva en España asociado a las palabras "porno duro", "prostitución" y otras lindezas."

Y supongo que ahora se creen unos machotes, alardearan de ello en los bares, riendo a más no poder. Si un periodista como Manuel Campo Vidal tiene la osadía de, a este comportamiento, decir: "¡A por ellos, Ramoncín!", ¿qué clase de educación está demostrando? ¿que entra la mentira y la denigración dentro de lo correcto, de lo aceptable en una sociedad?
¡Vaya! Precisamente lo que pretende combatir. Creo que, corregidme si me equivoco, hay más televisores en España que conexiones a Internet, y que la gente ve durante más tiempo la televisión de lo que está navegando por Internet.
Y la televisión endiosa y hace "famosos" a personajes tan "fantásticos" como ése que pegó a una chavala en el metro, el atracador "El Solitario", el que mató a su novia rusa que salió en televisión...
¿Quién creemos que tiene la responsabilidad de educar a los menores: los padres, los profesores, la televisión o YouTube? ¿Y a quién eligen, activa o tácitamente, los padres para que eduquen a sus hijos? ¿O mientras les quiten la responsabilidad de encima les da igual, siempre que no les llamen a comisaría?

Muy bueno, Kutxi.

kutxi dijo...

Norma... ¡exagerá! :-D

Manda, creo que no, que no se puede ser más... :-D

Bloggesa, buf, casi es mejor tu comentario que el post. ;-)

Norma dijo...

También me desasosiega la muchacha que da las noticias de la Sexta por las noches. Cuando estudié periodismo, allá cuando Larra, me decían que la opinión del periodista no tenía ningún valor, que era un medio para transmitir la noticia... y esta muchacha (en particular, pero vaya, que está muy generalizado) se va a quedar bizca un día de tanto fruncir el ceño para condenar todo lo que le parece mal... vaya, que cualquier día suelta un "Eso no se hace, hombre ya! " O un "internet, caca!"

Bloggesa dijo...

Kutxi, de eso nada. Tu artículo es estupendo.
Por cierto, releyendo un poco todo: ¿Te has dado cuenta que el señor Campo Vidal, con su artículo, podría haber sacado a la luz (por no decir delatar) un delito de injurias a la ejecutiva española de Google por parte de Ramoncín y sus amigos?
Aunque supongo que hayan tenido cuidado y no decirle expresamente "puta", para no verse en los tribunales.
Leo en la página de internet www.iabogado.com: "La injuria es aquella expresión que lesiona la dignidad de una persona perjudicando su reputación o atentando contra su propia estima.
Si la injuria consiste en atribuir la comisión de unos hechos a otras personas, será grave cuando se hayan llevado a cabo sabiendo que tales hechos son inciertos." El artículo "Los delitos contra el honor" aquí.