El suicida del garfio (relato detectivesco)

El cadaver había aparecido tendido en el bordillo, con el garfio que sustituía a su mano derecha hundido en la cabeza. Tras registrar, sin éxito, el piso de la víctima en busca de algo que pudiera dar alguna pista sobre lo sucedido, el inspector Márquez y Carcavilla, su hombre de confianza, tomaban café en la cocina del difunto.

- ¿Realmente crees que es un suicidio?
- ¿Y qué otra cosa quieres que piense? Era un hombre muy fuerte.
- Sí, eso es cierto.
- Es imposible que nadie pudiera clavarle su propio garfio en la frente, con que hubiera opuesto una mínima resistencia habría sido imposible.
- Tienes razón, y mira que hemos visto cosas raras, pero elegir sucidarse... ¿así? ¿Y madrugar para suicidarse de camino al trabajo?
- No sé, chico, la gente es rara de cojones.

Márquez y Carcavilla terminaron los donuts que habían encontrado sobre la encimera, apuraron sus tazas de café y abandonaron la vivienda.

La solución al enigma: AQUI




Audio-video: Säkert - Vi kommer att dö samtidigt (mi último descubrimiento, que no tiene que ver con el post, pero bueno)

No hay comentarios: