El requeteretorno del cansino

Una vez más. De vuelta. Juro que no estoy intentando batir el récord Guiness de intentos de retomar un blog.

El caso es que en abril hará dos años que cambié de trabajo y eso provocó mi paulatina desaparicion bloguera. Mi hipótesis es la siguiente: de lo que cambié fue de puesto de trabajo, porque trabajar, lo que se dice trabajar, antes no trabajaba. Y claro, como tenía que trabajar, pues no podía bloguear. No podía bloguear sin esforzarme en ello, me refiero. Que traducido a mi idiosincrasia personal se queda sencillamente en que no podía bloguear. Hay quien a eso lo llama vagancia u holgazanería, yo prefiero llamarlo hedonismo. Soy así de falso y fantasma a la vez.

La cosa es que hace apenas unas semanas mi vida ha vuelto a cambiar. No voy a dar el coñazo contando mi vida, tranquilos. Y sucede que voy a tener más tiempo libre que el sumiller de Ahmadineyad, así que he pensado que era un buen momento para retomar (con cierta regularidad) la actividad bloguera. Así que muy prontito, en unos días, empezaré a contaros de nuevo los habituales rollos macabeos. Si se me ocurre algo mejor que esta chapa que os cuento hoy porque no se me ocurre otra cosa. En fin. Algo me saldrá, digo yo. Y si no se me ocurre nada iré contando cosillas de mi nueva vida. Cambios sin importancia, no os creáis, nada espectacular. De momento os dejo con una fotillo animada que me hice el otro día con unos colegas, quizás notéis un casi inapreciable cambio de imagen.





Audio-video: Jeannette - Por qué te vas (porque mola y porque hace juego con el afoto)

3 comentarios:

Norma dijo...

Jajaja, te veo estupenda!!!


Pues requetebienvenido! Si es que algo bueno tiene que tener la crisis.

kutxi dijo...

¿A que estoy mona?

Un beso, Norma. ;-)

Michael dijo...

xD hahaha

espero que puedas seguir posteando historias, anecdotas.

jjaja esa imagen esta mola xD