El juego de estas navidades, es la hostia

Todos los años por estas fechas kutxitxeos.net se convierte un poco en Mr. Scrootxitxeos.net y me da por despotricar de las navidades. En estos últimos años he puesto a parir los villancicos, la lotería de navidad, los cotillones...

Sin embargo, este año es diferente. Este año, al fin, he comprendido que la navidad es un periodo de paz y armonía en el que compartir la alegría con aquellos que más quieres. Es por eso que este año no despotricaré contra estas entrañables fechas tan tiernas y tan bonicas. Porque qué hay más agradable que salir a la calle y contemplar a toda esa maravillosa gente atestando los comercios, con sus gorricos de Santa Claus o de alce, haciendo el mamarracho sin el más mínimo asomo de vergüenza. Es algo maravilloso. Y los niños. Los niños son los que llevan el espíritu navideño en la masa de la sangre, pidiéndose todo lo que anuncian en la tele (hasta el hemoal se piden), sin ningún tipo de egoísmo.

Por eso quiero aprovechar esta entrada para recomendar un juego que creo debería estar, este año, debajo de cada árbol de navidad. Así, después de compartir una maravillosa y equilibrada cena con tus seres más queridos, tu querídisma suegra que está convencidísima de que tú eres suficiente para su hija, tu encantador cuñado (sí, ése, el que se tira a tu hermana pequeña), tu abuelita que alegra siempre la velada recordando a todos (y cada uno) de los que la han diñado en los últimos treinta años, como digo, después de compartir esta agradable comilona podréis divertiros durante unas horas demostrando cuánto os queréis. Y lo mejor, es un juego para todas las edades.

Os dejo, pues, con el anuncio de este gran juego de mesa. Compradlo y seréis felices. Compradlo, el vecino ya lo tiene. Que lo compréis, cojones.




Audio-video: Extremoduro - Villancico del Rey de Extremadura 

2 comentarios:

RAFITA dijo...

jajajaajajajajajajajajajajaja
Quiero uno!!!
jajajajajajaja

Myriam dijo...

Me encanta el final, cuando el de amarillo cae redondo ^_^