Chuletas

Me he enterado por elmundo.es pero me parece que en adn.es lo explican mejor: La Universidad de Sevilla garantiza el derecho a terminar su examen al alumno que sea sorprendido copiando.

Por supuesto la noticia, por aquello de ser tierra gobernada por el PSOE, ha provocado los típicos aspavientos fachas en forma de titulares más falsos que un sello con mi careto. A saber:

- La Universidad reconoce el 'derecho a copiar' (elmundo.es)

- La Universidad de Sevilla permite copiar en los exámenes (cope.es)

- Los universitarios sevillanos podrán usar 'chuletas' (intereconomia.es)

- Los profesores de la Universidad de Sevilla deberán permitir copiar amén de ser sodomizados entre clase y clase por sus alumnos (soymasfachaqueperiodista.com)

En fin. Mira que me gustan poco los socios listos, pero es que los cansinos estos de la España de Zetaparo y tal, que estomagan, oye.

La cosa, por lo que he podido averigüar leyendo de aquí y allá, es que ahora, en la Universidad de Sevilla, si te pillan copiando, te quitan la chuleta y te dejan terminar el examen. Si después suspendes (que a poco que el profesor no sea tonto del nabo es lo que te sucederá) podrás recurrir tu suspenso y el profesor enseñará al tribunal encargado del recurso tu chuleta y el tribunal te dirá algo así como "anda, chaval, tira millas de aquí, que eres tonto desde que tus padres eran novios". Y lo mismo hasta te meten un puro, por listo.

A mí personalmente, sin ponerme aspaventoso como los panfleteros anteriormente comentados, la medida me parece una soplapollez de tamaño tirando a grande. Sobra. Si te pillan copiando pues te echan del examen y te jodes, como toda la vida. Haber estado más atento. Pero bueno, ya se sabe, dinero no habrá, pero 'pa tontás'...

Confieso que, siendo joven, intenté copiar tres veces, con desiguales resultados. La primera intentona fue en bachillerato. Me hice unas chuleticas muy guapas con unas fórmulas de física y cuando llegó el momento de sacarlas me entraron unos sudores fríos y unos tembleques... Vaya, que no hubo huevos. Y como además estaba acostumbrado a suspender, pues me dije, mira, yo firmo mi examen y me abro, que pasarlo así de mal no compensa.

La tercera vez fue en la Universidad, no recuerdo en qué examen. El caso es que ahí sí que me atreví, saqué mi primera chuletilla y mientras la iba copiando me iba dando cuenta de que me la sabía de memoria. Al rato de estar ahí arriesgando a tope pensé que sabiéndome las chuletas de memoria era una gilipollez estar copiándolas. Ese día me di cuenta de que hacer chuletas era una valiosísima técnica de estudio.




La segunda vez me la he dejado para el final porque es la más surrealista. En primero de carrera tuve un profesor, F.G.R. (lo pongo así con las iniciales como a un vulgar delincuente porque, la verdad, me parece un vulgar delincuente),  que recomendaba como libro de texto uno que casualmente había escrito él mismo. El examen consistía, básicamente, en contestar a las preguntas copiando directamente de su libro. Pero de su libro, si era de otras hojas o algo ya no valía. Así de fácil. Fíjate. Pues yo suspendí en la primera convocatoria. Por gilipollas, mayormente. Que me daba cosa sacar el libro. Como el tiparraco no lo había dicho explícitamente. Hasta que no salieron las actas tenía todavía la impresión de que suspendería todo el mundo por copiar, que aquello no podía ser así de verdad. Ahora, a la segunda aprobé, y ganas me dieron de grapar la hoja de examen al libro y poner mi nombre en la portada.

Lo malo de esto, más allá de que con ese simulacro de profesor no aprendiera nadie una mierda seca, es que semejante capullo sigue dando clases en la universidad. Y peor aún, casi cualquier persona con la que he comentado el caso recuerda haber vivido un caso similar. Y es que el problema, uno de los muchos, de la educación en España es la educación de los españoles. Que sí, que tenemos muchos bares y comemos como en ninguna parte, pero somos unos listos. Y lo de copiar no lo vemos tan mal. Y si tenemos por profesor a un sinvergüenza no lo denunciamos y el tipo se tira años con el timo de la estampita. Son cosas de la picaresca española, que es muy graciosa, ja je ji jo ju. Y así nos va. Eso sí, luego para echar la culpa a otro somos aspaventosos de cojones.


Audio-video: Francisco Nixon - Erasmus borrachas (Versión con gato castigado, merece la pena aunque sólo sea por ver al gato).

8 comentarios:

Scarlett dijo...

A mi copiar se me da fatal, chivar ni te cuento, y ya lo de sacar chuletas en un examen... de sólo pensarlo me entran sudores fríos. La única vez que lo he hecho fue en un test de actualidad en 1º de carrera, que nos preguntaban los ministros y no había forma de que emparejara bien a todos, y ahí me ves, temblando como un flan con la chuletita en la mano. Las otras veces que lo he intentado la chuleta se ha quedado en el bolsillo, la bota o el dobladillo del pantalón.

Pero cada vez que hablo de copiar con alguien, me viene a la mente un libro que nos mandaron leer en el colegio, Ostegunak, de Jon Arretxe. No sé si estará traducido al castellano pero hay un capítulo que todo estudiante debería leer. Para llorar de risa.

Por cierto, el captcha este tuyo intenta decirnos algo, quiere que escriba "putopsit"

kutxi dijo...

Hola, Scarlett, veo que eres más o menos como yo. Para copiar hay que valer, está claro.

El captcha... mira que me jode, pero gracias a un spammer me he visto obligado a ponerlo.

Saludos.

RAFITA dijo...

uffff yo solo he copiado una vez....en un examen que habíamos suspendido media clase y la otra media no, total que nos metieron a los que teníamos que hacer el examen en otra clase....y mientras la profesara se iba con la otra mitad a ponerles un vídeo....pues eso...copiando con el libro en la mesa.
Y este finde tengo examenes....y sin chuletas...pero bueno tampoco me atrevería.

Norma dijo...

De la tabla periódica de los elementos, por supuesto... es que debería ser obligatorio hacer chuleta de eso!


Besos replicados!

la jardinera dijo...

Por culpa de las chuletas la Historia es mi punto débil. Concreto. Durante dos años en el instituto, la profesora DICTABA textualmente sus apuntes. Después hacía examen cada cinco temas. Sacaba bola y nosotros, los alumnos, sacábamos las hojas del instituto (robadas) con el sello impreso y el examen copiado al pie de la letra. Mientras, escribíamos al novio para hacer el ver.

¡¡Una pena!! La profesora en cuestión se jubiló hace dos años. Y yo hablo de hace treinta. ¡¡Pena y media!!

Beso,

Anónimo dijo...

El Cone - jajaja...historia real con el menda involucrado...<> El pollo A suspendió...¿Por qué?...en la revisión vimos que había escrito literalmente: "Historia de una plaza de garaje"...y es que no se puede, el que no vale pa esto...

Anónimo dijo...

El Cone - No ha salido todo lo que he puesto...lo que le había soplado era "Historia del abencerraje (y la hermosa Jarifa"...y el otro escribió "Historia de una plaza de garaje"

kutxi dijo...

Cone, pues me parece un título cojonudo para algo, "Historia de una plaza de garaje"... Por cierto, al ritmo que llevas vas a superar a mi mayor fan Rafita Terrón! xDDD