China: menudo pollo

Hasta hace bien poquito sabía de China lo que más o menos sabemos todos. Una cultura milenaria, un país comunista (de aquella manera), una potencia económica en crecimiento, eso de que si tienen más de un hijo tienen que pagar una elevadísima multa, etc.

Durante las cuatro últimas semanas he estado haciendo prácticas dando clases de español a extranjeros en Lingua Universidad de Alcalá, y además de haber enseñado (o al menos eso espero, haber enseñado algo) he aprendido muchas cosas. Y entre esas cosas que he aprendido, teniendo en cuenta que la mayoría de mis estudiantes/cobayas eran chinos, hay muchas cosas sobre el 'gigante asiático' (expresión tan gastada y estomagante como 'marco incomparable' o 'por estos lares').

He aprendido, por ejemplo, que en China viven chinos que no parecen chinos y que tienen nombre de postre lácteo escrito raro: los uigures. También he aprendido que hay chinos aplicados y trabajadores (esto ya lo había comprobado empíricamente, de hecho) pero que también hay chinos vaguetes y tarambanas. También que Jackie Chan no se llama Jackie Chan, se llama un nombre chino que no suena ni parecido. Y que, a pesar del tópico ese de que los chinos comen todo tipo de bichejos raros, hay comidas cuya contemplación hace que un chino coja un color más amarillo que el que ya trae de serie, como el embrión de pato.

Y así podríamos seguir con un montón de detallitos que hasta hace tan sólo unos días desconocía. Pero por aquello de abreviar terminaré diciendo las dos cosas que tengo claro que no se me van a olvidar nunca porque yo soy un poco así y se me quedan en el melón las cosas más tontas. ¿Así cómo?, os preguntaréis. Así. Gilipollas.

La primera es que, en una clase que dediqué al cine, me contaron los chinorris que el equivalente a los premios Oscar en China son los premios Pollo. Yo, con el culo un poco torcido, exigí una explicación. Me dijeron que como China se parece a un pollo pues le pusieron ese nombre a los premios. Aunque creía que me estaban vacilando, porque tratábase este grupo del de los vaguetes tarambanas, acudí raudo a que Google me confirmara esta información con tal que llegué a casa. Y resulta que sí pero no. China lo que parece es un gallo, y los premios del cine chino son los premios Gallo. Pero claro, mis alumnos están en un nivel A2 (inicial-intermedio, para los legos) y la palabra gallo como que la desconocen. Pero, las cosas como son, China se parece a un gallo y yo de eso, hasta entonces, ni pajolera, oiga.

La segunda tontadica que recordaré, sin ningún lugar a dudas, desde el día de hoy hasta que la espiche no es en realidad un dato sobre China sino un gazapo mítico de un chinete. Les pregunté yo, en esa misma clase en la que hablábamos de cine, que a qué actores y actrices españoles conocían. "¡Antonio Banderas!", dijo uno. "¡Javier Bardem!", contestó otra. "¡Peperoni!", añadió un tercero. ¿Peperoni? ¿Cómo que peperoni? "Sí, peperoni... es, mmmm, peperoni...". ¿Peperoni, como en las pizzas? "No, peperoni... pereperonicrús". Bueno, veis por donde va la cosa, ¿no? Peperoni Cruz. La oscarizada chica Almodóvar antes conocida como Penélope. Para mí, 'endeluego', ha quedado rebautizada para los restos. De ahora en adelante siempre será Peperoni, la Pepe. 'And the Oscar goes to... ¡Peperoni Cruz!'


Audio-video: Andrés Calamaro - Comida china 

3 comentarios:

Norma dijo...

Jajaja, y todo este tiempo pensando que los pechos le sabían a tortilla de patatas, y ya ves!

La de sangre que sudé cuando daba clase a unos japoneses y tocó la lección de opinar. Supongo que no me supe explicar, pero me quedé con la sensación de que los japoneses no opinan. Claro que, desde que trabajo en la madre de todas las empresas, me he vuelto un poco japo.

Abrazos!

Scarlett dijo...

Este post hace que me pregunte qué clase de gallos tienen en China, porque por más que lo miro y le doy vueltas no veo al gallo por ningún sitio
Besos!

kutxi dijo...

Scarlett, si te fijas sí tiene forma de gallo. El noreste sería la cabeza, la zona costera el buche y ya la zona tibetana pues la cola y eso.