José Ramón Julio Martínez Márquez (II)

.
He vuelto a recibir un correo electrónico de Luis Martínez, de Ares Rights, en representación del individuo que da título a esta entrada. Es el del video ridículo que puse ayer. Sí, hombre, ese al que cuando da un concierto la gente abuchea y lanza objetos. Si le tenéis que conocer, cojones. Es un pavo que es motivo de mofa y escarnio para muchísimos españoles. Jo, ¡qué putada que no pueda escribir el nombre! Es que resulta que ha registrado su nombre, diminutivo de Ramón, y sus abogados envían correos a cualquiera que ose nombrarlo añadiendo un (merecido) exabrupto a su vera. En serio, no es coña esto, el tipo ha registrado el diminutivo de un nombre propio. Yo también lo flipé cuando me enteré. A partir de ahora a los ramones solo se les podrá decir ramoncetes, ramonchus y tal. Pero el nombre de este pavo no, porque se lo ha pedido primer.

Bueno, el caso es que me ha escrito el Martínez este para decirme que han comprobado que he eliminado el contenido y agradecerme (quita que me tiznas) mi colaboración. Mira, eso es algo que los abusones que me quitaban el bollo en el colegio nunca tuvieron la deferencia de hacer. Las cosas hay que reconocerlas.

En fin, aunque esta vez no me han advertido de que no puedo difundir su correo electrónico porque tiene copyright (si esto fuera la tele aquí irían unas risas enlatadas), voy a seguir la misma política que ayer y sólo pegaré aquí mi contestación. La verdad es que, que quede entre nosotros, Martínez redacta más bien tirando a lamentable (en mi opinión) y con faltas ortográficas (hecho comprobable), así que prefiero no bajar el nivel del blog.

Hale, este es mi correo de contestación de hoy:

"Nada estimado Luis,

Su elegancia es digna de las mejores películas de gánsteres.

No me de las gracias, yo se las doy a usted por haberse fijado en un blog personal tan absolutamente insignificante como kutxitxeos.net para llevar a cabo sus 'advertencias'.

Además de transmitirle a su representado la colaboración que les he prestado le pido el favor de que le transmita asimismo que, a pesar de la eliminación de los contenidos, la opinión que expresaba en dicho contenido eliminado solo ha cambiado en el sentido de incrementarse mi falta de aprecio por sus actos.

Hágale saber también, si es tan amable, que expresaré dichas opiniones de modo privado en cada ocasión que se me presente, y que haré todo lo que esté a mi alcance para difundir la forma de actuar de su representado y de ustedes en relación con la libertad de expresión.

Pidiéndole un último favor, pido que comunique a su dueño que me produce una enorme tristeza que tenga que invertir dinero en abogados amedrentadores para conseguir lo que el común de los mortales logramos simplemente con nuestras acciones y maneras: respeto. Con el agravante, además, de no conseguir tal respeto sino solamente la apariencia de este.

Desatentamente,

El kutxi."




Audio-video: Mamá Ladilla - Hijoputa 

Y hoy pongo la letra, que me ha dado por ahí:

Hijoputa, cretino anormal.
Hijoputa, chorizo vulgar.
Acumulando, cómo disfrutas.
¿Qué vas a hacer con tanta viruta?
Ideaste en tu casa una horda de carcasas
para impunemente practicar la estafa en masa.
¡Qué brillante ocurrencia, maravilla de la ciencia!
¡Aumentemos todos el caudal de su excelencia!
Aunque tengas más poder que los testículos de Dios,
no me robes más monedas, o me vi cagar en ros
y te va a encular con brío el fortachón de Zumosol
por cerdo y por mongol.

Le diremos que te rapte, te maltrate y te enlate
como hiciste aquella vez al pobre López Vázquez.
Y su tranca, enorme, en tu culo deforme,
bailará hasta que no firmes un papel que diga:
"esas huchas de chatarra de tamaño garrafón
son la obra de un macarra que merece un bofetón,
un cleptómano de mierda, felador de requesón,
aborto de un putón.

Hijoputa, irás al penal.

Tus orgías pederastas, tu postizo capilar,
mequetrefe, hijoputa,
tu puta madre te los va a costear,
mequetrefe, hijoputa,
que te vamos a empalar con un taco de billar,
mequetrefe, hijoputa,
un millón de pesetas de Franco colgar,
mequetrefe, hijoputa,
con maromas de esparto en tu bolsa escrotal,
abusón, aborto de un putón.

Devuélvenos la pasta, ricachón.
El más podrido siempre es el más ladrón, cabrón.
Valiente hijoputa.
Aleluya.
¡Atleti, bien!
Aleluya.
¡Ra, ra, ra!

.

1 comentario:

ElEspi dijo...

Parece mentira. ¿Os acordais cuando Don Ramón era un jovenzuelo rebelde? No hay nada peor que comportarte con los demás como nunca quisiste que actuasen contigo.