Lewis Hamilton, detenido en Melbourne por conducir de forma ostentosa

.

Lewis Hamilton, piloto de McLaren, fue detenido esta tarde en Australia por conducir de manera ostentosa. Realmente, al haberse producido el acontecimiento en Australia, la redacción de kutxitxeos.net reconoce no tener muy claro si la detención ha tenido lugar esta tarde, esta mañana, ayer a la siesta o si la cosa está prevista para la próxima madrugada. Y encima el domingo cambian la hora. El mundo es un lugar extraño y misterioso.

El tema es que varios testigos aseguran que Hamilton conducía un Mercedes de alta gama por las calles de Melbourne "fardando todo lo que podía y llamando la atención sin ton ni son", en palabras de Bruce Wallamalloo. Por su parte otro testigo, Bruce Waddabombom, afirma que "conducía con una sola mano mientras la otra la llevaba colgando por la ventanilla, parecía creerse muy guay". Sin embargo, el Sr. Waddabombom reconoce que, al contrario de lo que indica el informe de Bruce Koolyanobbing, agente encargado de la detención, "no le oí en ningún momento decir que estaba podrido de pasta, ni referirse a los viandantes como 'jodidos palurdos muertos de hambre'. Tampoco escuché que hiciera comentarios sobre tener un pollón como la manga de un abrigo", añadiendo rotundamente "pero vamos, miraba con una sonrisilla de superioridad dando a entenderlo claramente".

Lewis Hamilton, por su parte, ha reconocido la detención indicando que se siente profundamente arrepentido por su comportamiento y que no volverá a hacerlo en las próximas horas. Insiste además en aclarar que "tengo un gran respeto por Australia y los australianos porque, a pesar de que todos son descendientes de los peores criminales de Inglaterra, tienen nombres de partirse el ojete".




Sin embargo, Bruce Wonglepong, nuestro corresponsal en Australia ha conseguido unas sorprendentes declaraciones haciéndose pasar por el corresponsal australiano de Financial Times, Bruce Upotipotpon. Transcribimos la conversación telefónica que mantuvo con el hermano del policía que efectuó el arresto:

- ¿Bruce Koolyanobbing?
- Sí, diga.
- Soy Bruce Wonglepong, le llamaba del Financial Times, por lo del arresto de Lewis Hamilton.
- Bueno, soy Bruce Koolyanobbing, pero el policía es mi hermano, yo tengo una tienda de ultramarinos.
- Ah... ¿Y sabe algo de la detención, Bruce?
- La verdad es que no, Bruce. No he podido hablar con Bruce todavía.
- Entiendo, Bruce.
- Lo que sí le puedo decir es que conociendo a Bruce, Bruce, fijo que ha visto a un negro en un Mercedes y le ha parado sin más. Mi hermano es que es así de impulsivo.
- Y un poquito racista, Bruce.
- ¿Quién yo?
- No, Bruce, Bruce.
- Ah, Bruce. Sí, Bruce sí, Bruce.
- Nada más, Bruce. Muchas gracias por atenderme.
- De nada, Bruce. A mandar.
- Abur, Bruce.

Nota: el mérito que pueda tener esta entrada se lo debo todo a los pencos de 20minutos.es por su creatividad a la hora de escribir titulares y porque, o no tienen ni pajolera idea de inglés, o se lo hacen.

Audio-video: The Monty Python's Flying Circus - The Philosopher's Song

.

No hay comentarios: