País de mierda

.
Vivo en un país en el que un ayuntamiento ordena el derribo ilegal de todo un barrio para dedicar los terrenos a la especulación inmobiliaria y la policía municipal y estatal, en lugar de defender la legalidad, se comporta como una jauría de perros de presa agrediendo a los indefensos vecinos que intentan salvar sus casas. Este es mi país.




Vivo en un país en el que un juez se sentará en el banquillo denunciado por organizaciones políticas de corte fascista, como la Falange, por haber querido investigar los crímenes cometidos durante el franquismo, mientras el mundo civilizado es asombrado testigo. Este es mi país.

Vivo en un país en el que la corrupción política se ha convertido en algo normal que los ciudadanos pasan por alto elección tras elección.

Vivo en un país del que me gustaría sentirme orgulloso pero del que cuesta mucho no sentirse avergonzado. Vivo en un país que tiene la fea costumbre de doler.


Audio: Suspiros de España


.

1 comentario:

woody dijo...

Pues yo espero que la Justicia (con mayúscula) prevalezca, y que los gilipollas de los corruptos y los fachas que denuncian al juez reciban lo que en justicia se merecen. Y en ese momento estaremos orgullosos de estar en un Estado de derecho. (Pero, la verdad, esto no son más que deseos...)