Marxismo trasnochado

.

Con lo que voy a escribir ahora, me convertiré para algunos (si no lo soy ya) en un rojo trasnochado. Pues mira, trasnochado no sé, pero lo de rojo cada día lo tengo más claro.


Hace poco más de veinte años que cayó el Muro de Berlín. Y cayó hacia el Este, como una pieza de dominó, echando abajo casi un siglo (al menos en lo que a la Unión Soviética concernía) de socialismo. O de comunismo. O como lo queráis llamar, siempre que no lo llaméis marxismo. Bueno, hacedlo si os place, pero llamar marxismo a aquello es como llamarme a mí macizorro.


No seré yo quien defienda el sistema que se implantó en aquellos países, ni lo de Cuba. Y menos aún lo de China, que hoy aglutina lo peor de cada modelo. Es más, una vez superada la edad del pavo y alcanzado cierto nivel básico de raciocinio, nunca he dudado en condenar las atrocidades estalinistas, leninistas, castristas y demás. Quien diga que aquello era bueno es un mentiroso o un idiota.


Con todo y con eso, siempre me he considerado marxista. Me consideraba comunista y marxista antes de tener ni puta idea de qué era eso. Me consideraba hasta leninista. Y justificaba a Stalin igual que un facha redomado justifica a Franco. Después leí. A Marx. Y sobre Marx. Y leí a Solzhenitsyn y su aterrador 'Archipiélago Gulag'. Y me desprendí de los -ismos, excepto del de Carlos. Porque es cierto que se cometieron crímenes horribles en nombre de Marx, pero yo fui incapaz de encontrar un solo renglón en el que Marx hablara de culto a la personalidad del líder, ni de persecución de disidentes, ni de nada remotamente parecido.




Repito, es cierto que en nombre de Marx se llevaron a cabo auténticos genocidios. Pero eso es cosa de los seres humanos, que nos gusta un genocidio más que a un tonto un lápiz. Se han cometido genocidios en nombre de Dios (bondadoso por definición), cómo no se van a cometer en nombre de ideologías. La violencia no hace mala a la ideología, excepto en los casos en los que la violencia es parte intrínseca de la ideología y así lo manifiestan sus teóricos. Eso creo yo, por lo menos.


Y bueno, ya que creo que he dejado clara mi postura respecto al sistema que imperaba en la Unión Soviética y sus satélites, voy a la parte en la que muchos se llevarán las manos a la cabeza. La Unión Soviética era un escudo. Quiero decir que, mientras los ciudadanos sometidos a aquellos regímenes las pasaban putas, la clase obrera (y esos somos casi todos) del "mundo libre" prosperaba a la sombra de aquel escudo rojo. Los poderosos de aquí se mantenían medianamente dóciles y cedían a los deseos de justicia social de los ciudadanos occidentales. Paradójicamente la única clase obrera favorecida por el socialismo soviético era la que estaba de nuestro lado del telón de acero.

Desde que aquel escudo se hizo añicos hace veinte años hemos asistido, pasivamente, a una gradual pérdida de derechos que se acelera de forma progresiva. La presión es mayor cada día que pasa. Y es cierto que nuestro borreguismo y nuestra sumisión parecen no tener límite, pero las apariencias tienden a ser engañosas. Lo estamos viendo en Grecia ya. Cuidado. Porque cuando a alguien solo le queda la sangre por perder, puede decidir derramarla alegremente.



"¿Sabéis lo que quieren hacer esos malditos marxistas? ¡Quitarnos nuestro arbol!"


Carlos Marx escribió esto hace 162 años:

"Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista. Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar".


Actualidad pura y dura. No está mal para una ideología trasnochada.



Audio: The Housemartins - Get Up Off Your Knees

.

2 comentarios:

RAFITA dijo...

joder, más razón que un santo....yo cada día veo que nos aprietan el yugo un poco más. La historía es ciclica...y creo que vamos camino de repetir los errores del pasado....3 Civil War??? perhaps.....

El Galileo dijo...

Hola macizorro.

Lo que había en la Union Sovietica y todavía existe en Cuba es el intento de aplicar un sistema económico socialista (o comunista, como quieras)te pongas como te pongas.
Ahora bien, estoy de acuerdo contigo en que no tiene nada que ver con el sistema comunista promulgado por Marx y Engels. Sistema por otra parte inalcanzable a causa de la falta de integridad y solidaridad de los hombres (el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente).

Soy un idiota.
Estoy de acuerdo contigo en que un estado en el que el poder secuestra directamente las libertades no es el mejor de los posibles (vale, tampoco es demasiado bueno que te maten por llevar la contraria). Sin embargo, tampoco es mucho mejor el estado que te engaña con una supuesta democracía y te da libertad para elegir la empresa te va exprimir los próximos años, el banco que te va a secuestrar con una hipoteca durante toda tu vida o elegir los politicos mediocres que te van a pisotear los próximos años. Y de paso permite gente que se muere en la calle tirados como perros.

Esta claro que no se puede defender la violencia, el problema es que si promulgas un cambio social que contenga como valores la igualdad y la solidaridad solamente con palabras, te clavan en una cruz. No creo posible convencer a los bancos y multinaciones de que abandonen su modelo productivo con palabras amables.

Cuidado con Grecia porque me temo que no se trata de una revolución social en defensa de la igualdad y la solidaridad, mas bien son un grupo insolidario (como todos los hombres) que defiende sus intereses particulares.

En cualquier caso recibe un aplauso camarada marxista.

PD. No tengo claro que tengas superada la edad del pavo.