De obligada lectura

.

"Continuando con la exploración de la galaxia Ylñkmgnpoa. Hemos encontrado formas de vida a nuestra llegada a la tercera esfera de un sistema situado en el exterior de la galaxia. Las condiciones atmosféricas de la esfera son óptimas pero sorprendentemente la vida vegetal y animal es escasa y frágil. Una de las especies animales parece mostrar, aunque en un primer momento lo habíamos descartado debido al comportamiento extremadamente agresivo que estos seres mostraban ante otras especies y entre sus propios congéneres, algún grado de inteligencia.


Lo más sorprendente de la esfera es que, a pesar de la evidente ausencia de recursos naturales y energéticos, hemos hallado construcciones que, aunque toscas, tienen grandes dimensiones: torres de cientos de metros de altura, calzadas y viaductos que recorren gran parte de la esfera uniendo lo que parecen ser asentamientos casi deshabitados, etc. Mi teoría es que hubo algún tipo de civilización en la esfera, que construyó estas estructuras y, por alguna razón, abandonó la esfera, o bien fue aniquilada por los seres agresivos."


Estos párrafos anteriores podrían ser el diario de bitácora de un explorador alienigena que llegara dentro de unas décadas a la Tierra. Evidentemente es una visión catastrofista pero lo cierto es que no es el peor de los escenarios posibles, al menos en mi versión todavía quedamos unos pocos seres agresivos.


Pero estos párrafos anteriores, con alguna modificación, podrían ser también el diario de bitácora del explorador holandés Jakob Roggeveen, cuando llegó en 1722 a la Isla de Pascua y encontró una isla de clima subtropical totalmente desprovista de arbolado y habitada por una población entregada a la guerra y la destrucción de unas gigantescas y enigmáticas estatuas de piedra. Durante muchos años fue un misterio quién y cómo había erigido aquellas estatuas en semejante yermo. Hoy sabemos que los antepasados de aquellos hombres que Roggeveen encontró derribando 'moáis' fueron los que los levantaron. Y lo hicieron durante siglos valiéndose de estructuras construídas con la madera de los miles de palmeras que habitaban la Isla de Pascua. Lo que hicieron, en fin, fue desforestar completamente la isla, y arrasar también con otros recursos naturales de los que dependían para sobrevivir. Lo que encontró Roggeveen fueron los restos en descomposición de una sociedad que había vivido durante siglos de manera no sostenible.



Esta historia de los isleños de Pascua la explica, de mejor manera y con muchísimo mayor detalle, Jared Diamond en un libro que considero de imprescindible lectura: 'Colapso: Por qué unas sociedades perduran y otras desaparecen'. También nos habla Diamond de otras sociedades que fracasaron como los mayas, los vikingos de Groenlandia o los indios anasazi del oeste de norteamérica. Pero no se queda solamente con la parte chunga de la vida, no. Asimismo nos ilustra sobre las claves del éxito de otras sociedades que supieron, o pudieron, rectificar a tiempo. Y todo con el fin de que los habitantes de la Isla de Planeta Tierra veamos en qué la estamos cagando y qué deberíamos hacer si no queremos cagarla del todo.


Como digo, considero que es imprescindible leer este libro y además considero imprescindible leerlo ya. Porque igual el punto de no retorno está mucho más cerca de lo que queremos creer y no se trate de rectificar por nuestros nietos o nuestros hijos, sino de rectificar por nosotros mismos.


Una última cosa. Esta lectura, además de imprescindible, se puede (otra cosa es que se deba, ahí no me meto, ejem) descargar de forma gratuita en el siguiente enlace: Libros de Jared Diamond.


Audio-vídeo: Skeeter Davis - The End of the World

.

No hay comentarios: