La ley de la selva

.

Abogaban los mercados (esa entelequia tras la que se esconde gente de carne y hueso) por una nula intervención del estado en la economía. Así, decían, todo irá bien, ataremos perros con longaniza y nos saldrán a todos los billetes de quinientos euros por las orejas.


Pero pasa que el modelo se agotó, quiero decir, que el modelo ya no servía para seguir sacándonos la pasta. Y hace unos meses abogaron los mercados por una intervención del estado en la economía. Si salváis a los bancos con el dinero del contribuyente, decían, todo irá bien, ataremos perros con longaniza y nos saldrán a todos los billetes de quinientos euros por las orejas.


Lo que sucede es que los estados se quedaron sin dinero para pagar sus deudas. ¿Qué deudas? Las que tenían con los mercados a los que habían salvado pero eso no cuenta, eso era por el bien de los mercados.(???) Y ahora abogan los mercados por una intervención del estado en la economía. Si recortáis derechos a los trabajadores, si rebajáis sus sueldos, todo irá bien, podréis pagarnos las deudas, ataremos perros con longaniza y nos saldrán a todos los billetes de quinientos euros por las orejas.


Y si algo me queda claro, es que esta gente, los mercados, deben pensar que somos todos gilipollas. Y me temo, además, que tienen razones más que de sobra para pensarlo. Al fin y al cabo nos han vendido el rollo este de la democracia occidental y nos lo hemos tragado doblado sin rechistar.




Me parece que, según están las cosas, hay dos opciones. La primera es defender nuestros derechos mediante el diálogo, manifestándonos pacíficamente, haciendo uso de nuestros democráticos derechos y seguir engullendo mierdas una detrás de otra. La segunda opción sería utilizar el único lenguaje que entienden, como ejemplo alegórico valga este vídeo:



Audio: The Housemartins - Freedom

.

7 comentarios:

RAFITA dijo...

sería lo suyo kutxamuto....pero la gente esta demasiado dividida....

kutxi dijo...

Rafita, la próxima vez que me llames así te censuro el comentario.

Mamón.

Tolus dijo...

Yo llevo ya varias semanas de indignación...seria. Tengo por aquí cerca a alguien que le ha dado por buscar información de forma concienzuda en la red y las cosas que me cuenta son realmente preocupantes.

Por ejemplo, los gobiernos prestaron el dinero a los bancos al 1% para salvarles. Ahora los bancos y demás entidades finacieras han comprando la deuda que han generado en esos gobiernos para darles liquidez y resulta que ese dinero los gobiernos lo deben devolver con un interés del 9%. Ese dinero del que hablo son nuestros impuestos. ¿Cómo se come esto? Con calzador, supongo.

kutxi dijo...

Tolus, es que esto es una estafa global. Que alguien me explique qué diferencia hay entre capitalismo y feudalismo, porque yo no se la veo.

Anónimo dijo...

El Cone - ¡¡¡ Qué grande el video !!! y que basura todo lo que está pasando y lo que queda...

kutxi dijo...

Cone, ya que comentas el vídeo... Es el búfalo con más suerte del mundo. Le atacan un grupo de leones, le pega tres bocaos en el culo un cocodrilo y aún así se escapa, jajaja.

Marcelo dijo...

Kutxi, tampoco veo diferencia entre capitalismo y feudalismo. Con el agravante que en esa época los "pringaos" no tenían información y si se rebelaban los metían presos o los mataban. Hoy en día vamos todos caminando "voluntariamente"...

No creo en las revoluciones violentas, creo que deberíamos aprender a vivir más independientes de los bancos y más solidariamente entre todos. LOS PRESTAMOS SON LAS NUEVAS CADENAS.
Saludos