Ya es posible vivir del ebook

Lo que afirmo en el título voy a argumentarlo con datos. He de explicar, claro, que cuando hablo de "vivir del ebook" me refiero a que un autor, autoeditando su libro y vendiéndolo a través de Internet, puede obtener un dinero suficiente para vivir dignamente. También he de explicar, sí, que cuando hablo de "vivir dignamente" me refiero a lo que por ello entienden millones de españoles, lo que se conoce como "el común de los mortales".

Utilizaré como ejemplo a dos autores de reconocido prestigio en las letras hispanas: Elvira Lindo y aquí, su seguro servidor, el kutxi. He elegido a Elvira porque, a pesar de que últimamente me cabrean sus columnas, la admiro millones y hasta la siento, gracias a sus libros, cercana, amiga, colega. Sé que no es así, pero así lo siento. Al kutxi lo he elegido porque le tengo caladísimo. Creo que todos coincidiremos en señalar que el kutxi es, mayormente, bastante mindundi y en sus mejores días no le llega a Elvira a la suela de los zapatos. Es importante no olvidarlo mientras seguimos leyendo.

Sentadas estas bases, vamos al meollo del asunto. El kutxi, a día de hoy y en un periodo de ocho meses, ha conseguido que 1.500 ejemplares (bueno, 1.497, concededme el redondeo) de sus libros hayan sido descargados a través de Smashwords.com. El precio de cada ejemplar, la verdad por delante, es de 0 euros. Los canales de promoción que ha utilizado son, podríamos decir, bastante pobres: su perfil de Facebook en el que tiene 87 amigos, su canal de Twitter en el que tiene 31 seguidores, los blogs kutxitxeos.net y TecnELEgía que tampoco son precisamente medios de comunicación masivos, y el foro Lectoreselectrónicos.com. Evidentemente, como modelo de negocio, el del kutxi es una ruina, pero el kutxi, a día de hoy, está más interesado en ser leído que en vender libros y es plenamente consciente de que no hubiera vendido ni las tapas.

Sin embargo, teniendo en cuenta estos datos, imaginemos que Elvira Lindo decidiera autoeditar su próxima novela y venderla en formato ebook a través de Internet, teniendo también la opción de venderla en formato tradicional, por ejemplo, a través de Amazon. No creo que nadie dude de que si Elvira pusiera un precio de, digamos, 3 euros a su próxima novela en formato electrónico, la gente se la quitaría de las manos. Contaría para promocionarse con su cuenta de Facebook que tiene 8.626 seguidores, su canal de Twitter que cuenta con 5.904, su blog y, seguro, cientos de blogs y foros dedicados a literatura que se harían eco de la noticia. Pero me ceñiré, aunque creo que vendería muchos más, a sus seguidores de Facebook y al mismo periodo de ocho meses que tuve en cuenta para mí mismo. 8.626 x 3 euros suman un total de 25.878 euros que, divididos en un periodo de 8 meses, dan un "sueldo mensual" (bruto) de 3.234,75 euros. ¿No es este un sueldo digno?

"Kindle, Nook, Sony Reader... He de decir, Hardwick, que esta es sin duda una impresionante biblioteca". Jeff Koterba / Omaha (Nebraska) World Herald

Dirá alguno que sí, pero que de esta manera seguro que algunos compartirían el libro (o lo piratearían, que dicen algunos faltones) a través de Internet, y muchos lo leerían sin pagar. Pues sí, claro. Eso que algunos ven como inconveniente a mí me parece una ventaja. Primero porque favorece el boca a boca, si la obra es buena, y atrae más personas hacia tu trabajo que pueden ser potenciales compradores. Segundo porque te lee más gente. Y tercero porque tienen acceso a tu obra desde Emilio Botín hasta el parado de más larga duración de España pasando por un abuelete con una de esas pensiones raquíticas que apenas dan para comer.

Y este tercer punto, por cierto, es muy importante. Cito el artículo 44 de la Constitución Española:

1. Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho.

"Todos tienen derecho", dice ahí. No dice "los que se la puedan pagar" ni "los que lleven boina", no. Dice "todos".

Termino pues, reafirmándome en las palabras que dan título a esta entrada. Ya es posible vivir del ebook. Lo he demostrado con números. Lo he demostrado haciendo un cálculo muy a la baja, mucho. Lo he demostrado pasando por alto que la mayoría de autores del nivel de Elvira Lindo (nivel de prestigio y popularidad, quiero decir) tienen otros ingresos más allá de la venta de novelas: escriben en prensa, dan conferencias, colaboran en radio y televisión, y un largo etcétera.

Me gustaría también que este escrito llegara a la pantalla de Elvira, y/o de otros autores reconocidos en España, que lo leyeran sin prejuicios, que valoraran si lo que en él comento es una posibilidad real, que lo rebatieran aportando datos si así lo estiman oportuno. Estoy, claro, dispuesto a envainármela si se demuestra que mi argumento no es válido. Pero, sinceramente, creo que lo es. Y creo que la sociedad en su conjunto saldría muy beneficiada si se adaptara este modelo de relación autor-lector. Claro que habría personas y, sobre todo, empresas perjudicadas, pero soy de los idiotas que creen que el bien común ha de estar por encima del bien individual.

**Actualización: En un debate iniciado en lectoreselectónicos.com a partir de esta entrada, el forero Chintán aporta una idea que podría servir para que escritores noveles que, a diferencia de los asentados, tuvieran dificil abrirse camino debido a la falta de promoción, encontraran una posibilidad de dar a conocer su obra a través de Internet con un sistema, digamos, de apadrinamiento. Cito sus palabras:

"Y que tal un "apadrinamiento" de escritores noveles. Grandes autores que "ayuden" a promocionar a los que vienen... te doy un porcentaje, me gano algo y tu ganas más... Una manera de empezar."

Me ha parecido conveniente compartir aquí una idea que me resulta muy interesante.**

Audio: Klaus & Kinski - Luego vendrán los madremías

1 comentario:

Norma dijo...

Me parece no sólo posible, sino una tendencia imparable. Y ahí estará el Kutxi, desde el principio.

e-hug!