La estrategia del agua

Toca hablar una vez más, y van muchas últimamente, del libro electrónico. Y, también como la última vez, de Lorenzo Silva.

El título de esta entrada es, de hecho, el título de una de sus novelas. Novela que no he leído aún, por cierto. Pero creo no muy arriesgado pensar que con eso de la estrategia del agua se refiere a que el agua tiende a ocupar todo el espacio posible; una versión de aquello de 'Be water, my friend'. Pues justo lo contrario es, según parece, lo que hacen las editoriales españolas. Ellos dirían algo así como 'Be hormigón armado, my friend'.

Como escribía hace unos días, Lorenzo Silva ha puesto a la venta sus libros en formato electrónico a precios más que razonables y sin DRM. Un servidor quería, por un lado sentir lo que es comprar un libro electrónico, y por otro colaborar con el autor que ha sido lo suficientemente valiente/sensato para dar este paso. Pero no me dejan.

He probado en todas las tiendas que, según Libranda, venden los libros electrónicos de Silva y ninguna permite la compra desde Suecia, por indicaciones, dicen, de la editorial. En Casa del Libro me permitieron pagar, eso sí. Y he de agradecer a Lorenzo Silva su intervención directa a través de Twitter, sospecho que crucial a la hora de conseguir el reembolso de mi dinero. Pero mi problema particular es lo de menos, un accidente. Lo importante de esto es la imposibilidad de comprar libros desde fuera de España. Que yo sepa, por lo que he leído en Twitter y blogs diversos, los libros de Lorenzo Silva (y supongo que de cualquier otro autor) no pueden adquirirse desde Suecia, Reino Unido y Estados Unidos. Parece, por tanto, que no pueden adquirirse desde el extranjero. (Espero que sí se pueda desde Hispanoamérica, porque eso ya sería para tirarse de los pelos). Evidentemente, quiero dejar claro, esto es un problema de la editorial y en ningún caso del autor que ha demostrado con creces su interés en que su obra se venda y difunda lo máximo posible (como es lógico).

Y yo me planteo una cuestión. ¿Para qué narices estamos abriendo centros del Instituto Cervantes aquí y allá? ¿Para qué narices estoy yo enseñando español a extranjeros? ¿No sería conveniente aprovechar que el español es una de las lenguas más habladas del mundo para sacar rendimiento económico que revirtiera en nuestra economía? ¿Por qué impiden las editoriales que se compren los libros desde Estados Unidos siendo este país el segundo, detrás de México y por delante de España, en número de hablantes de español como lengua materna? ¿Por qué no aprovechan que hay millones de personas aprendiendo nuestra lengua para intentar venderles esos libros? ¿Por qué se quejan de que les roben si luego no dejan que se les compre? ¿Por qué son tan inmensamente zoquetes?

Audio-vídeo: A Camp - I can buy you (No, I can't!)

3 comentarios:

Norma dijo...

Amén

Anónimo dijo...

Bueno, pues os puedo confirmar a día de hoy que a Alemania tampoco se venden, me he quedado con cara de tonto después de pagar 14.95€ por toda la serie de Bevilaqua y Chamorro para depués recibir un mensaje diciendo que el ebook "no está disponible". Espero que me devuelvan el dinero, más que nada para no sentirme tan estúpido...

kutxi dijo...

Anónimo, te recomiendo que contactes con Lorenzo Silva a través de su blog o en twitter, en su día el me ayudó a solucionar el problema.