La crisis afecta a la Corona

La crisis que se cierne sobre España desde hace años ha complicado la existencia de millones de españoles que ven como su nivel de vida se ha desplomado de forma, en algunos casos, dramática.

Una de las familias españolas afectadas, por más extraño que pueda sonar, es la Familia Real. Hace unos meses la prensa se hizo eco del primer síntoma que anunciaba las dificultades económicas por las que atraviesan los Borbones: los Duques de Palma, acosados por la miseria, se vieron obligados a echarse a robar. También recientemente se hizo público cómo Don Juan Carlos había tenido que recurrir a la caza para poner, aunque fuera, un plato de comida en la mesa de La Zarzuela.

Esta misma mañana, hemos vuelto a ser testigos de un nuevo episodio lamentable. Durante un acto militar nuestro monarca, según la versión oficial, ha sufrido una caída tras tropezar. Una vez más, kutxitxeos.net ha llevado al límite la investigación periodística y ha conseguido hablar con un testigo directo de los hechos, cuyo nombre no podemos desvelar por razones de seguridad. Informamos de la realidad de lo acontecido esta mañana a través de dos documentos fotográficos de indudable valor histórico.

En la primera instantánea se aprecia cómo Don Juan Carlos no tropieza sino que se precipita por voluntad propia al captar la presencia de calderilla en el pavimento:




La siguiente fotografía muestra al monarca disimulando, al percatarse de la atención despertada por su comportamiento, como si estuviera bailando breakdance.




Algunos lectores serán sin duda reacios a aceptar la versión de los hechos que aquí desvelamos atendiendo a la foto que se ha podido ver de Su Majestad con la nariz magullada e inflamada. Nuestra fuente secreta nos aclara este punto: "Naaaaaa... si el hijoputa se ha puesto a hacer polladas para que no nos diéramos cuenta, pero más de uno le hemos visto cogiendo la pasta del suelo y hemos ido a por él. Ese dinero se le ha caído a mi teniente, que lo tenía ahorrado para llevar el tanque al autolavado, y como no lo ha querido soltar por las buenas pues ha sido por las malas, de la primera hostia que le he soltao en la tocha le ha saltao la gorra al gilipollas".

3 comentarios:

Myriam dijo...

Y después de 6 meses... ¡has vuelto!
Ya te iba a quitar de mi blogroll ;P pero la espera ha valido la pena.
¡Hola!, por cierto...

kutxi dijo...

Hola, Myriam. Y ya veremos cuando vuelvo otra vez. Realmente debería publicar más a menudo, pero ya hasta me olvido de que tengo un blog.

Verónica Vázquez Zentella dijo...

Muy bueno, Kutxi, me ha hecho reír mucho :D