Resurrección

Sumergido en el agua dulce de sus ojos.
Debajo del cuero renace la piel.
Por los poros sangre de aquellas heridas.
¡Viva! ¡Vivo! ¡Vida!

Ese color verde, casi te me olvidas,
lléname de larvas la barriga,
que quiero escupirle mariposas
en el centro de los labios y en el cielo de la boca.





Audio: Extremoduro - Cuarto movimiento: la realidad

1 comentario:

naturline dijo...

Buen blog, me gusta lo que escribes, es interesante como cada persona puede plasmar tantos temas en uno, yo lo que busco en un blog es que me mantenga interesado y si son diferentes ámbitos mejor.
Saludos.